https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg
LOS CONSEJOS DE LA OMIC

NORMATIVA PAGOS EN INTERNET

Tarjetas para pago vía telemática. /SDC
Tarjetas para pago vía telemática. / SDC

OMICCARAVACA DE LA CRUZ

La nueva normativa europea conocida como PSD2 por sus siglas en inglés Payment Service tiene como objetivo mejorar la seguridad de los pagos en Internet, y obligará a partir de ahora a reforzar los requisitos de identificación del consumidor, que necesitará disponer de un teléfono móvil para poder operar.

Una vez este nuevo marco esté plenamente operativo en la UE, los consumidores se beneficiarán de un entorno de pagos online más seguro y fácil. A pesar de que entró en vigor el pasado 14 de septiembre, su implantación se hará de manera gradual.

Se obligará a que los proveedores exijan al menos dos elementos para verificar la identidad del comprador, a elegir entre algo que el cliente sepa (como un código PIN), algo que posea (la tarjeta de pago física) o algo que sea (como su huella dactilar o rasgos faciales).

Durante la transacción, una vez que el usuario ha realizado los pasos descritos anteriormente, se generará un código de autentificación de un único uso, que aumentará la seguridad en las transacciones y que deberá cumplir con los siguientes requisitos: no revelará ningún tipo de factor de autentificación utilizado durante la transacción y no se podrá generar un nuevo código válido a partir de otro existente, es decir su falsificación no será posible.

La doble autentificación no será obligatoria siempre y habrá una tregua de 90 días a cada cliente.

El segundo paso de seguridad sólo será necesario la primera vez que se acceda a la cuenta y no volverá a pedirse hasta pasados 90 días de ese primer acceso.

Todos los proveedores tendrán que demostrar que han implementado probado y auditado estas medidas de seguridad, de modo que en caso de un pago fraudulento, los consumidores tendrán derecho a un reembolso completo.

Para la realización de estos pagos online será indispensable contar con un Smartphone que soporte las últimas versiones de las aplicaciones bancarias y que tenga espacio suficiente para instalarlas, ya que muchos bancos obligarán a descargar su app, mientras otras entidades requerirán una clave de acceso y un código recibido por sms.

Su objetivo por un lado permitirá con la autentificación combatir el fraude al hacer los pagos electrónicos más seguros y por otro, las nuevas reglas facilitarán la entrada de nuevos operadores en el mercado de servicios de pago.

La entrada en vigor de la nueva directiva supondrá acciones mínimas en aquellos comercios online que actualmente ya tengan implementado un sistema de autentificación reforzada o doble factor de autentificación.

No hay fecha marcada en el calendario para la entrada en vigor en España, tras la moratoria concedida por el Banco de España, la norma entrará en vigor más adelante.

Según Bruselas los nuevos requisitos serán introducidos de manera gradual y algunos países están más avanzados que otros en ese ámbito.

Fuente: Plataforma Omics Unidas