https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg
Recomendaciones de Aqualia

Consejos para proteger las instalaciones de agua de los efectos de las bajas temperaturas

Consejos para proteger las instalaciones de agua de los efectos de las bajas temperaturas

AQUALIA. CARAVACA DE LA CRUZ

A partir de hoy se va a producir una importante bajada de la temperatura, según informa la Agencia Estatal de Meteorología. La empresa concesionaria del servicio municipal de agua, Aqualia, recuerda algunos consejos básicos para proteger las instalaciones interiores de agua de los posibles efectos del frío.

Las bajas temperaturas pueden causar incidencias principalmente en las viviendas aisladas o adosadas si los contadores de agua o las tuberías exteriores particulares no están suficientemente aisladas, especialmente si su fachada está orientada al norte. Por este motivo se recomienda:

-Si se tienen conducciones particulares de agua a la intemperie o susceptibles de sufrir problemas de congelación, deben estar protegidas con algún material aislante. Puede servir, por ejemplo, la fibra de vidrio.

-Además, se debe comprobar que el cajetín o armario donde se encuentra el contador esté en buen estado para evitar riesgos. En caso de congelación, no conviene forzar las llaves de paso. Si se detecta que la tubería presenta signos de congelación, debe aplicar aire caliente en la zona y proteger con aislante

-Si no se va a hacer uso del agua durante un periodo prolongado, otra medida habitual de prevención de roturas consiste en cerrar la llave de paso y vaciar las tuberías particulares para que no quede agua en su interior.

-Una vez pasadas las heladas, Aqualia recomienda que se revisen las instalaciones interiores para comprobar que no hay fugas. Si visiblemente no se detecta ninguna, es bueno controlar que el contador no registre consumo de agua, asegurándonos de que todos los grifos estén cerrados y que los electrodomésticos no están funcionando.

-Si se observa una fuga de agua, es aconsejable que se realicen las reparaciones tan pronto como sea posible para evitar daños materiales y un consumo innecesario. El mantenimiento de la instalación interior es una responsabilidad individual de cada particular.