https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

La Región evaluará la viabilidad del cultivo de ocho variedades de lúpulo en el Noroeste

Finca experimental 'Las Nogueras de Arriba', este viernes./Ayto. de Caravaca
Finca experimental 'Las Nogueras de Arriba', este viernes. / Ayto. de Caravaca

El proyecto se inició en 2018 sobre una parcela de 2.000 metros cuadrados situada en el paraje Los Prados, en Caravaca de la Cruz

EP

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca desarrolla un ensayo para evaluar la viabilidad del cultivo de ocho variedades de lúpulo en la comarca del Noroeste y comprobar si estas plantaciones pueden ser una alternativa rentable de regadío para la diversificación de cultivos en esta zona. El consejero en funciones, Miguel Ángel del Amor, visitó este viernes la finca experimental 'Las Nogueras de Arriba', en Caravaca de la Cruz, donde se desarrolla este ensayo.

El lúpulo aporta el grado de amargor y aromas que la cerveza requiere por el contenido en lupulina, sustancia formada por aceites esenciales que dan los diferentes aromas a la cerveza, y por resinas que proporcionan los ácidos, responsables de su amargura, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El proyecto se inició en 2018 sobre una parcela de 2.000 metros cuadrados situada en el paraje Los Prados. El consejero matizó que «aunque se considera tradicionalmente una especie que requiere suelos ácidos, esta nueva plantación está demostrando que puede implantarse, sin problemas, en suelos con pH neutro e incluso ligeramente básico, gracias a nuestras técnicas de fertirrigación». El consejero añadió que «nos hemos puesto, además, en la situación más desfavorable del cultivo para comprobar su adaptación a la zona y la posibilidad de producirlo en ecológico. No se han aplicado en estos dos años ni fitosanitarios, ni herbicidas y el desarrollo y la producción obtenida, en el primer año, parece ir por encima de la de otras zonas de España y además con unas buenas calidades».

Así, el consejero señaló que «el cultivo del lúpulo en España no cubre la demanda nacional. Es un sector muy condicionado por las exigencias de la industria cervecera, a la que se destina la mayor parte de la producción. El resto se dedica a la fabricación de productos cosméticos y terapéuticos». La Unión Europea es el mayor productor mundial de lúpulo, con una producción media de unas 49.000 toneladas en los últimos cinco años. Alemania es el principal país productor, con el 70 por ciento, seguido de la República Checa, Polonia, Eslovenia y España, donde la superficie de cultivo se concentra en la provincia de León, con cerca del 97 por ciento del total nacional.