https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Tres personajes atrapados en el tiempo invitan a visitar el Castillo de Caravaca en un gran recorrido nocturno

Un rey almohade, un sacerdote y una hechicera viven el paso de los años dentro de la emblemática fortaleza

JUAN F. ROBLES

Con la llegada del mes de agosto se han puesto en marcha de nuevo, como hace quince años, las visitas nocturnas teatralizadas al Castillo de Caravaca de la Cruz. Cada noche, durante una hora y media, tres actores dan vida a distintos personajes que invitan a realizar un recorrido por la historia del municipio y de la propia fortaleza.

El título que enmarca la historia, que en esta edición sirve de argumento para visitar al Castillo, es 'Atrapados en el tiempo'. La representación teatral corre a cargo de los actores Toni Medina, que da vida al rey almohade Ceyt Abucety; Lola Salcedo, que se convierte en una hechicera 'chapucera', y Jesús Martínez, que encarna la figura del sacerdote Ginés Pérez Chirinos. Las visitas también cuentan con el acompañamiento musical a cargo de Luis e Irene Cantó, que hacen sonar de nuevo el órgano de la Basílica.

Desde el siglo XIII

«El recorrido por el Castillo, declarado Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional, está guiado por peculiares y divertidos personajes, que hacen referencias, en clave de humor, a episodios de la historia de la ciudad», informa el Consistorio. En esta edición, los protagonistas viven en el recinto amurallado desde el siglo XIII, cuando una hechicera realizó uno de sus sortilegios y el tiempo se detuvo para ellos hasta el día de hoy. Con el paso de los siglos, el rey y el cura se han hecho amigos inseparables. Mientras el mundo evoluciona, los tres personajes protagonistas siguen en el mismo lugar, informados de los cambios que suceden en el exterior, pero sin contacto con la gente, solo una vez al año, cuando llegan los participantes de la visita nocturna.

Las entradas tienen un precio de siete euros (seis euros para menores de edad y jubilados). Los niños de tres a siete años pagan solo tres euros. Las entradas se adquieren directamente en la puerta de entrada.