https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

«Trabajar por la Santísima Cruz es lo más hermoso que un caravaqueño puede hacer»

Mari Carmen López, en la procesión del 14 de septiembre de 2018. / JFR
Mari Carmen López, en la procesión del 14 de septiembre de 2018. / JFR

Mari Carmen López Navarro Hermana Mayor de la Cofradía de la Vera Cruz

JUAN F. ROBLES

Mari Carmen López fue elegida como Hermana Mayor de la Cofradía de la Vera Cruz en el cabildo general ordinario celebrado en el mes de junio del año pasado. En los próximos días vivirá sus primeras fiestas al frente de esta institución religiosa.

-Estamos inmersos en las Fiestas de la Cruz, ¿qué sentimientos y sensaciones tiene al estar al frente de la Cofradía?

-Me encuentro estupendamente bien, con muchísima ilusión, igual que el primer día que se celebró el cabildo, el 24 de junio del año pasado. Esto es lo máximo a lo que puede aspirar un caravaqueño, ser Hermano Mayor de la Cruz. Estoy muy contenta de todo lo realizado hasta ahora y muy esperanzada en llevar adelante todos los proyectos que nos hemos planteado. Doy las gracias a mi Junta Representativa, de la que estoy muy orgullosa por el trabajo que han hecho y les animo a seguir, porque trabajar por la Santísima Cruz que es el trabajo más hermoso que un caravaqueño puede tener.

-¿Qué destacaría de estos últimos meses como Hermana Mayor?

-El Quinario fue el primer proyecto al que nos enfrentamos y tengo que reconocer que las celebraciones de esos días marcan mucho porque son momentos muy importantes para la cofradía y para la Santísima Cruz porque verdaderamente, durante el Quinario, ella es la protagonista; siempre lo es, pero durante el Quinario es algo especial, todo es para ella, no hay otra cosa que pueda distraer que no sea la Santísima Cruz. Quedamos muy satisfechos de como se desarrolló, nos honra y nos hace disfrutar porque se logró el objetivo que habíamos planteado.

En estos meses se han recibido visitas de personalidades importantes de la Iglesia como la del Nuncio Apostólico del Papa en Honduras, que abrió el Quinario. También hemos vivido, con mucha intensidad, el hermanamiento con el Cristo del Rescate de Murcia, que ha sido muy precioso y que ayudará a ambas instituciones a fomentar la fe en Cristo que es por lo que trabajamos; tanto para ellos como para nosotros han sido unos momentos muy entrañables e importantes. Queremos mantener lazos fraternales con todas las instituciones religiosas con las que tenemos algo en común, que son muchas, y procuraremos seguir realizando los hermanamientos cuando sea posible.

-Se han realizado varios nombramientos...

-Además de nuestro Cofrade del Año, Mariano García-Esteller, al que hemos querido agradecer todo lo que ha hecho a favor de la Cofradía, hemos realizado también el nombramiento de las Madres Clarisas como Camareras de Honor de la Vera Cruz; fue un momento muy emocionante, ellas están siempre disponibles para colaborar y cuidan con mimo todo lo relacionado con el ajuar litúrgico de la Sagrada Reliquia. También decidimos como nombrar a Antonio Ros Fuentes, orfebre oficial de la Vera Cruz, es una persona que ha estado desde siempre dedicada, desinteresadamente, al cuidado de la Sagrada Reliquia, de su custodia, de su relicario y de todo lo más cercando a ella. La familia quedó muy contenta y nosotros también por tanto tiempo que ha estado desarrollando esta labor.

-¿Alguna novedad para las Fiestas?

-No muchas, la bandeja de flores la volverán a preparar las Madres Clarisas y después realizaremos el recorrido igual que los últimos años. La bandeja estará presente en la Misa de Aparición y después la dejaremos depositada en la iglesia de San José, como toda la vida. Será allí donde la recogeremos para entregarla en la Esquina de la Muerte al alcalde que, como siempre, la subirá hasta la basílica para hacer la ofrenda en nombre de todo el pueblo.

-Ha insistido mucho en dignificar las procesiones...

-Sí, uno de mis objetivos era mejorar las procesiones todo lo que fuese posible, me he empeñado que Santa Elena salga como tiene que salir y hemos restaurado el antiguo carro de la Cruz y ya está preparado para el último arreglo. Santa Elena se merecía salir de otra manera a como lo había venido haciendo porque creo que no estaba a la altura del nuevo Carro Triunfal de la Santísima Cruz y por eso hemos decidido recuperarlo y, excepto el templete central, se utilizarán todos los elementos para adornar el trono que llevará a Santa Elena. Además habrá un grupo de personas que ya se han preparado para esta función evitando que haya que improvisar para ver quiénes acompañan y ayudan a tirar del carro. La banda de música irá toda la procesión acompañando la imagen.

-¿Qué ritual destacaría?

- Es difícil elegir uno, todos son impresionantes; quizás que la llegada de la Cruz al monasterio de Santa Clara, que es algo que nos llena a todos de emoción por ser un momento precioso, especialmente cuando contemplamos la lluvia de pétalos de flores que cae sobre la Sagrada Reliquia. Es algo espectacular y muy íntimo a la vez. También me gusta mucho la Bendición del Vino y las Flores, en el interior de la basílica, es un momento que siempre ha provocado en mí una gran emoción que ha hecho que se me salten las lágrimas; así como también el del Baño de la Cruz en las aguas del Templete.

-¿Qué momento será más emocionante?

-Habrá muchos, como el momento de recoger la bandeja de flores de manos de la madre superiora de las Clarisas; será algo muy entrañable, ella me entregará la bandeja que más tarde el alcalde llevará hasta los pies de la Cruz; como creyente que una religiosa me entregue la bandeja será algo que marcará estas fiestas y, lógicamente, sacar la bandeja de San José y que me vea mi madre, a través de la ventana de su casa que está justamente enfrente, tiene 96 años y ya no puede salir a la calle como lo hacía antes.

-Un deseo para las próximas Fiestas...

-Que lo pasemos muy bien, que no haya accidentes, que tengamos sentido común y nos respetemos para que todo salga bien, Que seamos felices y sepamos transmitir a los de fuera la grandeza de Caravaca.