https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Un testigo dice que la víctima del doble crimen de Caravaca se sintió traicionado por 'El Orejas'

El principal acusado, durante la sesión del juicio este lunes./Guillermo Carrión / AGM
El principal acusado, durante la sesión del juicio este lunes. / Guillermo Carrión / AGM

El fallecido imputaba al acusado, al que en ocasiones había prestado alojamiento en su casa, el robo de 2.000 euros de la venta de unos corderos

EFE

El hombre muerto de un disparo de escopeta en la puerta de su casa, en un paraje rural de Caravaca de la Cruz se sentía traicionado por el acusado, Juan A. A., apodado 'El Orejas', al que en ocasiones había alojado en su domicilio y al que imputaba el robo de 2.000 euros de la venta de unos corderos.

Esta afirmación proviene de uno de los testigos que declararon este jueves en una nueva sesión de la vista oral que se desarrolla en la Audiencia Provincial de Murcia. El testigo, que fue una de las dos personas que descubrieron los cadáveres de J. N. y de su pareja, E. T., manifestó que el fallecido le confesó poco antes de los hechos que estaba enfrentado con Juan A. A. y que había llegado a amenazarle si no le devolvía el dinero que consideraba le había sustraído.

El testigo señaló que junto con un amigo acudió a la casa del fallecido, con el que habían quedado para comer ese día, al ver que no contestaba al teléfono. Este último manifestó que la víctima le confesó que había discutido con el acusado por el asunto del robo de los 2.000 euros, pero que nunca llegó pensar que se pudiera cometer un crimen porque la relación entre ambos había sido de gran amistad.

Esta nueva sesión de la vista oral, que desde el pasado viernes se desarrolla ante un jurado popular, dio comienzo con la declaración de varios miembros de la Gaurdia Civil que intervinieron en las investigaciones. Uno de ellos reveló que tomó declaración a 'El Orejas' por la denuncia por las presuntas amenazas que habría recibido del fallecido y que facilitó como testigos de las mismas al empleado de un taller de la localidad y a un hermano del primero. También añadió que cuando se puso en contacto con ambos testigos ambos rehusaron declarar, por lo que remitió las diligencias al juzgado de instrucción.

La vista oral, en la que también se juzga a dos hermanos por la entrega de la escopeta con la que fue cometido el doble crimen, continuará este viernes con la intervención de los médicos forenses que practicaron las autopsias a los dos cadáveres.

En su escrito de conclusiones provisionales, la fiscal del caso pide para el principal acusado, que desde el primer momento se declaró autor de los disparos que acabaron con la vida de la pareja, penas que suman 49 años de prisión, y para uno de los hermanos, 26 años en total, y para el otro, tres años.