https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Tensa sesión en el cabildo de la Cofradía de la Vera Cruz

José Antonio González presenta el escrito a la Hermana Mayor. / JUAN F. ROBLES
José Antonio González presenta el escrito a la Hermana Mayor. / JUAN F. ROBLES

El exsecretario, cesado por la Hermana Mayor, denuncia posibles irregularidades en algunos nombramientos

JUAN F. ROBLES

No es habitual que haya tensión en los cabildos de la Cofradía de la Vera Cruz, pero ayer la hubo. La institución religiosa vivió una situación poco usual, con momentos muy tensos desde su inicio. El anterior secretario, José Antonio González, cesado por la Hermana Mayor de la Cofradía pocos meses después de su nombramiento, interrumpió la sesión durante la lectura del acta anterior para denunciar que el Cabildo se había iniciado antes de la hora recogida en la convocatoria, contraviniendo los estatutos. Tras un cruce de intervenciones que tensionaron el ambiente, el actual secretario continuó con la lectura del acta con el beneplácito de los cofrades asistentes.

González intervino de nuevo para solicitar que se procediera a comprobar si todos los asistentes eran hermanos cofrades y avisó de que los acuerdos se podrían impugnar por el incumplimiento de los estatutos en este apartado. La sesión continuó al no haber ningún impedimento por parte del resto de asistentes, y en ruegos y preguntas, González, tomó la palabra para indicar que se habían vulnerado los estatutos y que por ese motivo había presentado un escrito en el Obispado (con fecha del 27 de junio) para comunicar irregularidades que, según él, se habrían cometido en algunos de los nombramientos de la actual Junta Representativa.

Tanto el secretario, José Iborra, como otros hermanos cofrades, comentaron que se podría estar incurriendo en un uso indebido de algunos datos reflejados en el escrito y comentados por González durante sus intervenciones, «además de ser falsos», apostilló Iborra. La sesión finalizó con el llamamiento de varios hermanos a mantener la calma, recordando la naturaleza de la institución y su finalidad, que no es otra que la del culto a la Vera Cruz. Incluso el alcalde, José Francisco García, que asistía a su primer cabildo, señaló que «tenemos una responsabilidad con la historia de esta institución para mantener y engrandecer el patrimonio espiritual que hemos recibido».

Entrega de cuentas

Es habitual, aunque no obligatorio, que los bandos que integran la Comisión de Festejos, comuniquen sus balances económicos. El Bando Moro ha acabado el ejercicio con un superávit superior a los 2.500 euros; el Cristiano, con un déficit de 29 y el de los Caballos del Vino con un saldo positivo de 753 euros. También se presentaron y aprobaron las cuentas de la Cofradía y de la Comisión de Festejos, presentando un déficit de más de 78.000 euros, correspondiente al ejercicio anual de 2018.

La actual hermana mayor, Mari Carmen López, hizo balance de su gestión y durante su intervención se refirió a algunas actuaciones en materia económica de su antecesora, Elisa Giménez-Girón, especialmente por la adquisición de un bajo para el almacenamiento de los enseres de la institución. Sus palabras generaron algunas dudas y la anterior hermana mayor pidió intervenir para aclararlas. Al finalizar su intervención y aclarado el malentendido, la hermana mayor pidió perdón por si sus palabras no habían sido bien interpretadas o si ella no se había expresado con claridad ya que no pretendía criticar, ni poner en duda la gestión de su antecesora.