https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

El Pleno debate reducir el precio y el número de calles de la ORA

El equipo de gobierno propone también que la zona verde afecte solo a la mañana y quede como espacio libre por la tarde

JUAN F. ROBLES

El Pleno municipal de Caravaca debate esta tarde la propuesta de modificación de la ordenanza de las tasas por estacionamiento en zonas reguladas por la ORA. El edil de Seguridad Ciudadana, Pedro Antonio Muñoz, defenderá la reducción del precio y del número de calles afectadas por la denominada zona azul así como la decisión de dejar la zona verde únicamente para el horario de mañana, quedando las tardes a la libre disposición de los usuarios.

Muñoz ya adelantó detalles de la propuesta en la sesión plenaria celebrada la semana pasada. En la nueva ordenanza se siguen manteniendo las tres zonas: azul, verde y naranja. Esta última está reservada a residentes, vecinos que acreditan tener su domicilio dentro del perímetro del sector que se establece en la normativa. Para la zona azul, los horarios seguirán siendo de mañana y de tarde, reduciendo el precio por tiempo de estacionamiento. El período mínimo queda fijado en medida hora y el precio baja de 20 céntimos a 15; el de 45 minutos pasa de 40 céntimos a 30. El tiempo máximo para estacionar en zona azul se fija en tres horas, con un precio de 2,10 euros.

Para la zona azul se establecen horarios de mañana, de 9 a 14 horas; y de tarde, de 17 a 20.30, los días laborables y de lunes a viernes; para los sábados quedará reducido a horario de mañana. Para la zona verde, los precios serán los mismos pero el horario se reduce a las mañanas de lunes a viernes, quedando las tardes libres así como sábados y domingos. Para anular la sanción habrá que abonar 3 euros y obtener el tique correspondiente. El precio para los bonos anuales queda en 23,50 euros para residentes; 120 euros para la zona verde y 240 euros para la azul.

Las calles que se borrarán de la ordenanza son: Elías los Arcos, Lonja, Pedro Martínez, Rafael Tejeo y Santísimo; aunque, en realidad en estas zonas no se habían pintado los bordillos desde la última modificación.