https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Un plan de limpieza intensivo pondrá a punto el casco urbano, las pedanías y las urbanizaciones de Caravaca

Dos efectivos retiran maleza y suciedad de una calle./J. F. R.
Dos efectivos retiran maleza y suciedad de una calle. / J. F. R.

El Ayuntamiento quiere retirar toda la suciedad de calles y jardines y eliminar las pintadas y los carteles no autorizados

JUAN F. ROBLESCaravaca de la Cruz

El Ayuntamiento de Caravaca puso en marcha ayer un plan especial de limpieza tanto en el casco urbano como en las pedanías, para el que se van a coordinar las áreas de Servicios Públicos, Mantenimiento y Tráfico. El alcalde, José Francisco García, destacó que «en los dos primeros meses al frente del Consistorio hemos trabajado en aspectos fundamentales que los caravaqueños vienen reclamando de forma muy generalizada, como es la mejora de la limpieza, el cuidado de jardines y la señalización horizontal. Con la implicación de todos podemos avanzar hacia una Caravaca más limpia, más cuidada y más cívica. Esto es una prioridad del gobierno local, pero la colaboración ciudadana también es una pieza clave». El primer edil agradeció «la implicación de la empresa concesionaria del servicio, Entorno Urbano, así como de las áreas municipales de Mantenimiento y Tráfico».

La concejal que dirige el departamento de Servicios Públicos del Ayuntamiento caravaqueño, Mónica Sánchez, indicó que «el plan de choque se llevará a cabo durante un mes y medio, periodo de tiempo en el que serán simultáneos los trabajos habituales de limpieza con las labores extraordinarias». La edil añadió que, «en el casco urbano, las actuaciones se dividen en 23 sectores, a los que hay que sumar también las catorce pedanías del municipio y las urbanizaciones».

El dispositivo de limpieza cuenta con cuatro trabajadores para la realización de las tareas de recogida. Los trabajos a realizar consisten en la limpieza intensiva de la vía pública con la retirada de cartelería de zonas no autorizadas, la eliminación de pintadas en edificios públicos y el saneado de aceras, calzadas y contenedores, entre otras acciones. Igualmente, la iniciativa se lleva a cabo con medios técnicos especiales, como una máquina que quita los chicles del suelo, además de una barredora para la limpieza y recogida de residuos en viales, además de una baldeadora de alta presión.

Ayuda ciudadana

«La colaboración de los propietarios de vehículos que aparcan en la vía pública es esencial para realizar algunos de los trabajos previstos, ya que se requiere el despeje de coches; solo afectará a una mañana por zona», explicaron fuentes del gobierno local.

Las trabajos se inician cada mañana a las 7 horas y finalizan sobre las 13 horas. El objetivo de este horario, según el ejecutivo local, es «causar la menor molestia a los vecinos y atender, de la manera más rápida y eficaz posible, las demandas de un municipio más limpio y con un mejor mantenimiento en sus calles».