https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Un guardia civil de vacaciones auxilia a un vecino de Caravaca que sufrió una parada cardiorrespiratoria

La víctima se encontraba en la terraza de un bar cuando sufrió un desvanecimiento y cayó al suelo con convulsiones

EPMurcia

Un agente de la Guardia Civil de Caravaca de la Cruz, que se encontraba de vacaciones, auxilió a un vecino de la localidad que sufría una parada cardiorrespiratoria, logrando reanimar a la víctima hasta la llegada de personal sanitario.

Los hechos tuvieron lugar este jueves, a las 10.30 horas, en el casco urbano de Caravaca de la Cruz, cuando una persona que se encontraba en la terraza de un bar sufrió un desvanecimiento. La víctima cayó al suelo de forma repentina, convulsionando y entrando en parada cardiorrespiratoria. En las inmediaciones se encontraba un agente de la Benemérita que estaba de vacaciones y que al observar el suceso se dirigió rápidamente al lugar para atender a la víctima, que se encontraba inconsciente, con palidez mucocutánea, sudor abundante y sin respirar, por lo que alertó rápidamente al teléfono de emergencias 112 y solicitó asistencia sanitaria de urgencias en el lugar.

Ante la gravedad de los hechos y consciente de que en este tipo desituaciones cada minuto puede ser vital, el agente colocó a la persona en posición decúbito supino, consiguió abrirle la boca, que mantenía cerrada fuertemente y con convulsiones, y comenzó a practicar las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Así, el agente realizó las maniobras RCP durante algo mas de cinco minutos y logró que de forma espontánea la víctima comenzara a respirar con dificultad por la boca, momento en el que cesó de realizar el masaje cardíaco y colocó a la víctima en posición lateral o de recuperación. En ese instante llegaron los servicios de emergencias médicas del hospital Comarcal del Noroeste, encontrando a la víctima semiinconsciente y con dificultades respiratorias, por lo que decidieron trasladarla urgentemente a víctima al hospital.

Durante el proceso de evacuación, la víctima se encontraba desorientada y nerviosa, situación que dificultó su evacuación al centro sanitario, por el que el cabo 1º de la Guardia Civil ayudó a su evacuación, subiéndola en camilla a la ambulancia y acompañando en esta a los servicios sanitarios hasta el servicio de urgencias del hospital, donde se hicieron cargo rápidamente de la victima e iniciaron el protocolo establecido para estos casos.