https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Los empleados de la cafetería siguen con sus protestas a las puertas del hospital comarcal de Caravaca

Trabajadores del hospital de otros servicios se unen a las protestas del representante sindical que ha sido despedido./SDC
Trabajadores del hospital de otros servicios se unen a las protestas del representante sindical que ha sido despedido. / SDC

J. F. ROBLES

Más de un mes de protestas y concentraciones a las puertas del Hospital Comarcal del Noroeste, en Caravaca de la Cruz. Los usuarios de este centro sanitario se tropiezan cada mañana, desde hace 35 días, con los trabajadores de la cafetería del centro, que se manifiestan por las condiciones laborales que vienen sufriendo.

Dos demandas y varios escritos para denunciar los posibles incumplimientos del pliego de condiciones por parte de la empresa adjudicataria aún no han dado resultado alguno. Los empleados siguen esperando que desde el centro sanitario se pueda mediar en el conflicto laboral.

Las relaciones entre la empresa y sus trabajadores empezaron a deteriorarse en el mes de septiembre del año pasado; las reuniones para intentar resolver los problemas que habían surgido no dieron los resultados esperados. Las relaciones empeoraron y el último episodio fue la decisión de despedir al representante sindical de los trabajadores. Tras varios intentos de conciliación con la empresa que no han resultado fructíferos, decidieron iniciar una huelga indefinida que más tarde suspendieron «por falta de medios» y la transformaron en las protestas diarias que realizan cada mañana en la puerta del hospital porque consideran que se están vulnerando sus derechos.

El abogado de los trabajadores confirmó ayer que se han presentado dos demandas; una por los salarios atrasados a los trabajadores por servicios realizados por durante fines de semana y otra por el despido del representante sindical. «Estamos a la espera de que se fijen las fechas para los juicios», manifestó el letrado.

Los trabajadores denuncian cambios de turno y de jornada sin previo aviso por parte de la empresa, a la que también acusan de los continuos incumplimientos de convenio, de no respetar el derecho a huelga y de estar contratando personal para suplir a los que están realizando el paro. Desde la gerencia del Área IV de Salud ya manifestaron al inicio de las protestas que el personal de la cafetería no depende de la gerencia ya que son trabajadores de una empresa privada que tiene la concesión y aclaran que «estamos siempre atentos, como con el resto de servicios, para que se desarrolle según lo pactado en el convenio y de la forma más correcta posible».

Los trabajadores insisten en que la empresa no cumple el pliego de condiciones porque no tiene suficiente personal para desarrollar los servicios que tiene adjudicados. Los trabajadores siguen esperando que desde el centro se pueda mediar en el conflicto y compruebe si se están cumpliendo los términos acordados en la adjudicación del servicio.