https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

El cultivo de lúpulo en Caravaca da buenos resultados y se perfila como una alternativa rentable

El consejero, el alcalde y los concejales durante la visita. /SDC
El consejero, el alcalde y los concejales durante la visita. / SDC

El Centro de Demostración Agraria 'Las Nogueras' de Los Prados experimenta con ocho variedades y se ha ampliado la plantación a 2.000 metros cuadrados

JUAN F. ROBLES.CARAVACA DE LA CRUZ

Los ensayos desarrollados en la pedanía de Los Prados por la Comunidad Autónoma, a través de la Oficina Comarcal Agraria, con cultivos de ocho variedades lúpulo están ofreciendo resultados en por encima de otras zonas de España y, además, con una calidad alta y producción ecológica.

El alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García; el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca en funciones, Miguel Ángel de Amor, y el director general de Estrella Levante, Pedro Marín, han participado en unas jornadas sobre el lúpulo y se han desplazado al Centro de Demostración Agraria 'Las Nogueras de Arriba', donde se encuentran las ocho variedades en una parcela de 2.000 metros cuadrados. También han asistido los concejales de Agricultura y Medio Ambiente, José Antonio Sánchez y Ana Belén Martínez, respectivamente.

«Es una gran noticia para el medio rural la apuesta que el Gobierno Regional está realizando por la investigación aplicada a la actividad agraria, en este caso concreto, además, contamos con el apoyo de una gran empresa como es Estrella Levante. Pensamos que los cultivos experimentales que se están llevando con especies o variedades distintas a las tradicionales generan nuevas y esperanzadoras oportunidades para el futuro de nuestra agricultura», ha destacado José Francisco García.

La Comunidad Autónoma, tras los resultados iniciales obtenidos, ha ampliado la plantación y ha instalado una estructura permanente de entutorado, con postes de seis metros de altura y con unas diez plantas entre postes, que servirá para toda la vida de la plantación, al menos durante los próximos 10 a 15 años.

El consejero Del Amor destacó que «la Consejería se plantea la posibilidad de la producción autóctona del lúpulo como alternativa a otros cultivos menos rentables de regadío, que pueden tener otras limitaciones como las heladas primaverales en las zonas altas de la Región, limitaciones que no tiene esta planta».

Del Amor añadió que «nos hemos puesto, además, en la situación más desfavorable del cultivo para comprobar su adaptación a la zona y la posibilidad de producirlo en ecológico. No se han aplicado ni fitosanitarios, ni herbicidas y el desarrollo y la producción obtenida, en el primer año, parece ir por encima de la de otras zonas de España y además con unas buenas calidades».

El lúpulo aporta el grado de amargor y aromas que la cerveza requiere por el contenido en lupulina, sustancia formada por aceites esenciales que dan los diferentes aromas a la cerveza, y por resinas que proporcionan los ácidos, responsables de su amargura.

El cultivo del lúpulo en España no cubre la demanda nacional. Es un sector muy condicionado por las exigencias de la industria cervecera, a la que se destina la mayor parte de la producción. El resto se dedica a la fabricación de productos cosméticos y terapéuticos.

La Unión Europea es el mayor productor mundial de lúpulo, con una producción media de unas 49.000 toneladas en los últimos cinco años. Alemania es el principal país productor, con el 70 por ciento, seguido de la República Checa, Polonia, Eslovenia y España, donde la superficie de cultivo se concentra en la provincia de León, con cerca del 97 por ciento del total nacional.

El Centro de Demostración Agraria 'Las Nogueras de Arriba', una finca agroforestal, propiedad de la Comunidad Autónoma, que gestiona la Oficina Comarcal Agraria y supone una apuesta por la innovación para apoyar al sector de la Agricultura en la Comarca del Noroeste. Este espacio cuenta con 14 parcelas experimentales, donde se cultivan especies que pueden adaptarse a las condiciones climatológicas de la Comarca como una alternativa o refuerzo a los cultivos tradicionales. Ya se han comprobado buenos resultados con variedades de manzano, con el pistacho o la trufa.