https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Condenan a 34 años de cárcel a 'El Orejas' por el doble crimen de Caravaca

El principal acusado, Juan A., durante el jucio./Guillermo Carrión / AGM
El principal acusado, Juan A., durante el jucio. / Guillermo Carrión / AGM

La sentencia considera acreditados los dos asesinatos porque ninguna de las víctimas pudo defenderse del ataque alevoso llevado a cabo por el procesado

EFE

La Audiencia Provincial de Murcia condenó este lunes a dos penas que suman 34 años de cárcel a Juan A.A., conocido como 'El Orejas', tras ser declarado culpable por el jurado popular de los asesinatos de J.N. y de la pareja de este, E.T., ocurridos en un paraje rural de Caravaca de la Cruz hace ahora poco más de tres años.

La sentencia lo condena también a tres meses de cárcel por un delito de tenencia ilícita de armas y al pago de una indemnización de 40.000 euros a cada uno de los dos hijos del fallecido y a cada uno de los tres de la otra víctima. Estos últimos fueron defendidos por el letrado José Joaquín Martínez, mientras quede la defensa de los hijos de J.N. se ocupó la letrada Ana Gómez.

La resolución, por otra parte, condena a dos penas de dos años de prisión a Dionisio V., el acusado que entregó el arma del doble crimen a El Orejas y al que se considera autor de un delito de encubrimiento y otro de tenencia ilícita de armas. Así mismo, el hermano de este, Demetrio V., fue condenado, por los mismos delitos, a dos penas de un año de cárcel cada una.

El magistrado presidente del tribunal, Abdón Díaz, aplicó al principal acusado la eximente incompleta de miedo insuperable, que fue considerada probada por los miembros del jurado popular. En base a ese veredicto de culpabilidad, la sentencia considera acreditados los dos asesinatos porque ninguna de las víctimas pudo defenderse del ataque alevoso llevado a cabo por el procesado.

El relato de hechos probados señala que 'El Orejas' convocó a J.N. en un bar de Caravaca de la Cruz, aunque no acudió a la cita porque se dirigió hacia la vivienda de éste. Al llegar la pareja al lugar, efectuó un disparo a corta distancia contra aquel, y acto seguido se dirigió hacia su pareja, contra la que disparó por la espalda.