https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

La basílica de Caravaca se prepara para vivir la Exaltación de la Vera Cruz

Los sacristanes preparan los ornamentos litúrgicos. / juan f. robles
Los sacristanes preparan los ornamentos litúrgicos. / juan f. robles

El programa de actos religiosos se iniciará el segundo domingo de septiembre con la misa de enfermos e impedidos

JUAN F. ROBLES

Las celebraciones del solemne quinario de la Exaltación de la Vera Cruz se iniciarán el segundo domingo de septiembre con la misa para enfermos e impedidos. En la basílica ya se ultiman los preparativos para celebrar esta festividad, que tiene un marcado carácter religioso y cuyo programa de actos fue presentado por la hermana mayor de la Cofradía de la Vera Cruz, María del Carmen López, que estuvo acompañado por el rector de la Basílica, Emilio Andrés Sánchez, y por el alcalde, José Francisco García.

La hermana mayor realizó un llamamiento a todos los cofrades y a los vecinos para que acudan masivamente a los actos que se han preparado para honrar a la Patrona. «Me gustaría que hubiese mucha participación y que en la procesión del 14 de septiembre los fieles que acompañen a la Santísima Cruz lo hagan portando velas encendidas; el recorrido se realiza alrededor de las murallas de la fortaleza antes de que se proceda a la bendición de la ciudad y sus campos desde las almenas del castillo», explicó López.

El prior de los padres carmelitas, Pascual Gil; los vicarios episcopales Jesús Aguilar, Alfonso Alburquerque y José Sánchez, y el obispo de la Diócesis de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca, serán los predicadores del solemne quinario de la Exaltación en las misas vespertinas, en las que participará el coro de la parroquia de El Salvador. En las celebraciones se hará la exposición de la Sagrada Reliquia. Y el día de la Festividad de la Exaltación la Vera Cruz quedará expuesta desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde.

Durante los primeros días del mes septiembre, todos los cofrades que deseen que se le imponga la Cruz de Hermano podrán solicitarlo en las oficinas de la Cofradía. Desde la institución religiosa informan de que todos los enfermos e impedidos que deseen participar en la celebración y que no dispongan de medios de transporte podrán comunicarlo en sus parroquias o dirigirse a la Hermandad de Lourdes y a la Cruz Roja, para que les ayuden con los traslados hasta la basílica.