https://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/externo-soydecaravaca-desktop.jpg

Eva Álvarez y las bordadoras recibirán los galardones del 'Día Internacional de la Mujer'

Eva Alvarez y el colectivo de bordadoras, /SDC
Eva Alvarez y el colectivo de bordadoras, / SDC

El acto en el que se hará entrega de los reconocimientos de 'Mujer Trabajadora' y 'Mujer Empresaria' tendrá lugar el 8 de marzo, a las 20.30 horas, en el teatro Thuillier

JUAN F. ROBLES. CARAVACA DE LA CRUZ

Eva María Álvarez Carreño, gerente de Clínicas 'Lipoescultor', y el colectivo local de bordadoras recibirán los reconocimientos a la 'Mujer Empresaria' y 'Mujer Trabajadora' 2019, respectivamente, que concede anualmente la Concejalía de Mujer del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz. Los premios se entregarán el viernes 8 de marzo, coincidiendo con el 'Día Internacional de la Mujer', durante un acto que tendrá lugar a las 20.30 horas en el teatro Thuillier.

La emprendedora Eva Álvarez Carreño comenzó su andadura empresarial en 2010 con el centro de estética y cuidado de la salud abierto en Plaza Huerto de los Frailes de Caravaca de la Cruz. Tres años más tarde, abrió el segundo Cehegín, ampliando los servicios a academia de formación de profesionales. Más tarde, Lipoescultor se expandió a Murcia capital, con dos clínicas de cirugía estética y otros servicios relacionados con la salud y el cuidado del cuerpo. Los distintos centros cuentan con un variado equipo de profesionales formado por unos 25 profesionales, desde personal médico a expertos en tratamientos de estética o deporte.

Por otra parte, la Concejalía de Mujer ha concedido el reconocimiento de 'Mujer de Trabajadora' a las bordadoras de la localidad, más de treinta mujeres, la mayor parte de ellas en activo, que realizan los enjaezamientos de los Caballos del Vino y otros trabajos para las fiestas de Moros y Cristianos o Semana Santa. Durante años, su labor callada ha contribuido al engrandecimiento de las fiestas patronales de Caravaca de la Cruz y su contribución ha sido decisiva para el mantenimiento y auge de los Caballos del Vino, actualmente candidatos a ser declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.