La exposición "La estética de un sentimiento" muestra la esencia y evolución de los Caballos del Vino

Se exhiben piezas de enjaezamiento de los años veinte del siglo pasado

Las Amazonas del Bando de los Caballos del Vino, Laura y Nuria, en el momento de cortar la cinta. JFROBLES
La Iglesia de La Compañía acoge una muestra antológica

La exposición realiza un recorrido por la historia del festejo a través de los enjaezamientos que han marcado época a lo largo del último siglo; se expondrán, por primera vez, piezas de enjaezamiento de los años 20 del siglo pasado.

El concejal de Festejos en el Ayuntamiento de Caravaca, José Francisco García, señaló que "esta exposición forma parte de las acciones de promoción de la candidatura a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y nos muestra a los Caballos del Vino como una manifestación antropológica única en el mundo, mantenida a lo largo de los siglos y transmitida de generación en generación sin normas escritas".

En la muestra se podrán admirar las primeras piezas que vistieron a los Caballos del Vino, como la colcha empleada para vestir el caballo de "Los Brevas", a modo de ejemplo de las piezas de ajuares domésticos y mantones de Manila que se  utilizaban en los años veinte del pasado siglo. Otra parte de la exposición está dedicada a los años cincuenta y al Caballo del Hoyo, protagonista de la renovación llevada a cabo en esa época con la confección de piezas dedicadas expresamente para el enjaezamiento de los Caballos del Vino. De este  caballo, que cogió el nombre del barrio de donde salía, se muestran dos "mantas" pintadas a mano por Pedro López Guerrero correspondientes a los años 1951 y 1952, el primer manto bordado ganador del premio de enjaezamiento en 1955 y el equipo completo del año 1957, que consiguió también el primer premio. Los años sesenta están representados por diversas piezas del legendario "Panterry", el caballo del Arturo, diseñadas por el pintor Pascual Adolfo, que consiguieron los primeros premios durante seis años.

Los años setenta están representados por varios enjaezamientos ganadores de los primeros premios, como "El Príncipe" (1970), "El Estudiante" (1971), "El Malacara" (1972) y "El Profesor" (1974), entre otros. De los ochenta se muestran diversas piezas de las peñas caballistas "Solterón", "Triana", "Fogoso", "Chirinos" y "Santa Inés", entre otras. Del momento actual se exhiben diversos enjaezamientos que corresponden a peñas que cada año luchan con arte y coraje para lograr estar en lo más alto, como "Terry", "Sangrino", "Campeón", "Zambra" o "Mayrena - Cartujano", peña que tras fusionarse hace unos años ha vuelto a segregarse en las dos originales.

La exposición se completa con diversas fotos y objetos y un homenaje a la peña "Pura Sangre" con motivo del 40 aniversario de su fundación. Además, se proyectarán varios audiovisuales sobre la historia de los Caballos del Vino y el desarrollo de la Carrera durante las últimas dos décadas.