La octava maravilla

Los Caballos del Vino contarán con un museo en una casa señorial del siglo XVII

Detalle del estado actual del balcón principal. :: J.F.R.
CARAVACA DE LA CRUZ
El proyecto contempla la reforma integral, tanto exterior como interior, del inmueble; así como la creación de un espacio museístico que refleje la historia y características de los Caballos del Vino y los elementos materiales propios de este insólito festejo. Este nuevo espacio museístico contará con una sala para proyecciones audiovisuales, una sala de bordados y una sala dedicada al concurso de pintura de Rafael Tegeo, convocado por el Bando de los Caballos del Vino a nivel nacional durante algunos años, logrando una cierta cantidad de obras que ahora podrán ser expuestas y contempladas en la sede de los caballistas. El edificio, una casa señorial del siglo XVII, contará con otras dependencias.
La actual Casa de los Caballos del Vino perteneció originalmente a la familia Musso-Muñoz Melgarejo, cuyo escudo nobiliario se conserva en el interior del inmueble; posteriormente perteneció a la familia Girón. En ella vivió y murió María Girón y Font de Mora, reconocido personaje de la sociedad caravaqueña de finales del siglo XIX y principios del XX. Hace tres décadas el inmueble fue adquirido por el Ayuntamiento, destinándose a varios fines como sede de la Escuela Municipal de Música, como Biblioteca, como Casa Consistorial durante la rehabilitación del edificio de la plaza del Arco o como sede de la emisora municipal. Finalmente su uso se cedió al Bando de los Caballos del Vino.
La actuación, que fue presentada en la mañana de ayer por los concejales de Obras, Salvador Gómez, y de Turismo, José Francisco García, servirá para rehabilitar una de las casas señoriales más emblemáticas de la ciudad, catalogada con carácter excepcional en el Plan Especial de Reforma del Casco Antiguo y que actualmente se encuentra en un estado de deterioro considerable. El Ayuntamiento valora de forma muy positiva la concesión de la ayuda Leader, ya que, además de permitir la recuperación de un espacio con un alto valor histórico y patrimonial, servirá para impulsar la candidatura de los Caballos del Vino a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Este nuevo espacio museístico completará la red de museos del municipio: Museo Arqueológico, Museo de la Santísima y Vera Cruz, Museo de la Fiesta (donde ya hay salas dedicadas al festejo de los Caballos del Vino), Museo Etnográfico de Miniaturas 'Ángel Reinón', Museo Carrilero, Museo de la Música Étnica de Barranda y el Centro de Interpretación de la Naturaleza de las Fuentes del Marqués. Una oferta ampliada y variada que está gestionada por la sociedad Caravaca Jubilar.