http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

La oposición critica la falta de transparencia por el desfase de más de 2 millones de euros

La edil de Hacienda insiste en que el dinero se destina a pagar la deuda y «no hay perjuicio para nadie, aunque se abone sin consignación presupuestaria»

JUAN F. ROBLESCARAVACA DE LA CRUZ

Un «error subsanable», al destinar más de dos millones de euros al pago de deuda sin consignación presupuestaria, enfrenta a gobierno y oposición con el debate de presupuestos municipales como telón de fondo. Los tres grupos de la oposición solicitaron la celebración de un Pleno extraordinario, que se celebró en la mañana de ayer. Los portavoces de IU, Cs y PP coincidieron al señalar que el Ejecutivo local tardó demasiado tiempo en dar a conocer la situación que se había generado en el ejercicio del año pasado y acusaron a los socialistas de falta de transparencia.

Luis Martínez, de IU, hizo referencia a varios informes del anterior interventor municipal, actualmente de baja por enfermedad, empezando por uno de marzo de 2016 en el que meses más tarde se detectó el error que ha llevado a la actual situación. José Carlos Gómez, de Cs, enumeró las diferentes irregularidades cometidas por parte del equipo de gobierno: «la primera, concertar un préstamo de 1,7 millones de euros que no pasó por el Pleno, como era preceptivo. ¿A qué tenían miedo?», se preguntó el edil de Ciudadanos que acusó de «gestión descontrolada» a la edil de Hacienda. José Francisco García, del PP, tachó al grupo municipal socialista de falta de coherencia y afirmó que «ustedes pretendían aprobar el presupuesto de 2017 sin más, pero se les cayó un dato en la primera reunión y tirando del hilo nos encontramos con estas irregularidades, que parece que no quieren reconocer». El portavoz popular criticó la forma en la que esta información llegó a los grupos de oposición.

La edil de Hacienda, Julia Giménez, reiteró que los 2.095.000 euros se han destinado al pago de préstamos. «A pagar la deuda que nos dejó el PP», aclaró. En cuanto al tiempo transcurrido, señaló que «hemos estado trabajando para ver cómo se podía resolver esta situación: no hemos ocultado nada. La liquidación se terminó de cerrar en abril y no se ha escondido nada. Hay cuatro informes, uno de la Dirección General de Administración Local, donde se aclara cuál es el procedimiento a seguir y se especifica que será el Pleno el que tenga que aprobar un reconocimiento extrajudicial de crédito para que se pueda subsanar el error. En esa misma sesión se tendrá que aprobar un suplemento de crédito, y así quedará resuelto, sin causar ningún perjuicio. Pero insisto en que esta cantidad se ha destinado a pagar deuda».

Por su parte, el alcalde caravaqueño, José Moreno, tomó la palabra para cerrar la sesión y acusó a la oposición de estar intentando crear «alarma social, pero -manifestó- estamos ante un alarmismo injustificado. No es necesario tranquilizar a la población porque siguen confiando en nosotros. Desde el PP y Cs se está intentando sembrar dudas de forma malintencinada. Los dos millones y otro millón y medio del remanente se han destinada a pagar préstamos, que se tuvieron que concertar para ir saldando la deuda acumulada en años de gobierno del Partido Popular».

Fotos

Vídeos