http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

El PP presenta una moción para que el Pleno del Ayuntamiento de Caravaca apoye la unidad de España

Bandera de España. /PP
Bandera de España. / PP

El portavoz del Grupo Popular ha recordado que ante el desafío ilegal independentista catalán se hace necesario apoyar el legalidad constitucional y la unidad de todos los españoles mediante una declaración simbólica que defina la postura del pueblo de Caravaca

GRUPO MUNICIAL DEL PP. CARAVACA DE LA CRUZ

Defender la unidad de España como Nación de ciudadanos libres e iguales y defender la soberanía nacional y respetar su integridad frente a cualquier intento de referéndum de secesión de una parte del territorio nacional. Estos son los puntos de acuerdos de una moción que ha presentado el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz.

El portavoz del Grupo Popular ha recordado que “ante el desafío ilegal independentista catalán y la convocatoria de referéndum para el próximo 1 de octubre, se hace necesario apoyar el legalidad constitucional y la unidad de todos los españoles mediante una declaración simbólica que defina la postura del pueblo de Caravaca de la Cruz”.

José Francisco García ha manifestado que “siendo conscientes desde el Grupo Popular de que el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz no tiene competencias en este problema, consideramos que una institución como esta no debe quedar al margen de este desafío soberanista, y debe posicionarse claramente ante este hecho histórico. El pueblo de Caravaca, como su legítima representación, tienen el derecho y el deber de responder a este desafío ilegítimo defendiendo la legalidad constitucional y la unidad de España”.

La Constitución Española, según expone en su artículo 2º, “se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

Esa unidad, y ese reconocimiento a nuestra propia diversidad, han sido, sin duda, algunas de las piedras angulares del éxito de nuestra Carta Magna, que desde 1978 ha garantizado nuestro periodo de mejor convivencia y ha generado también la mayor etapa de desarrollo y prosperidad de nuestra historia, sustentado todo ellos en los ejes básicos de la soberanía nacional, la igualdad entre los españoles, la solidaridad entre las personas y pueblos, la convivencia democrática y el cumplimiento de la Ley.

Pilares que algunos cuestionan ahora, desde el incumplimiento de la Ley, la ruptura con nuestro modelo constitucional y la negación de la realidad de España como nación de ciudadanos libres e iguales.

Frente a ellos, los partidos constitucionalistas debemos reiterar nuestro compromiso con la defensa del orden constitucional y la legalidad vigente, como fundamento de los derechos y libertades de todos los españoles. Un compromiso que debería ser plenamente compartido por el conjunto de las fuerzas políticas que defienden el Estado de Derecho y el marco de convivencia que ha permitido el progreso de nuestro país y que corresponde preservar, por encima de las distancias ideológicas, pensando en el interés general de todos los españoles.

Fotos

Vídeos