http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg
OPINIÓN

El PP pide evitar el cierre del Museo de Miniaturas Ángel Reinón y buscar alternativas viables a su futuro

Interior del museo. /SDC
Interior del museo. / SDC

La noticia del cierre del museo no ha sido comunicada oficialmente por el equipo de Gobierno a los restantes grupos de la Corporación

GRUPO MUNICIPAL DEL PP. CARAVACA DE LA CRUZ

El PP ha pedido evitar el anunciado cierre del Museo Etnográfico de Miniaturas Ángel Reinón y buscar alternativas viables a su futuro en una moción presentada para su debate en una futura sesión plenaria del Ayuntamiento de Caravaca.

En los últimos días ha circulado por Caravaca la noticia de que el Ayuntamiento tiene la intención de cerrar este espacio museístico en el mes de septiembre. Los concejales del Grupo Popular nos hemos enterado por la calle, puesto que ni desde el equipo de Gobierno, la Concejalía de Turismo o Alcaldía se nos ha comunicado a los grupos de la oposición de forma oficial esta decisión», ha explicado el portavoz popular, José Francisco García.

El portavoz popular, quien ha considerado «triste y lamentable la desaparición de cualquier espacio cultural, en este caso un museo», ha destacado «la escasa voluntad del equipo de Gobierno que encabeza Pepe Moreno de buscar soluciones junto con el resto de fuerzas políticas a esta drástica medida. Más aún cuando este museo integra una red local de espacios museísticos para los que hay que buscar un futuro viable y nada se hace al respecto».

El Museo Etnográfico de Miniaturas Ángel Reinón, abierto en 2003, reúne más de 400 piezas de gran precisión, realizadas en hierro y madera, que reproducen en miniatura útiles y herramientas de profesiones ya perdidas, muchas relacionadas con el mundo rural y con una sociedad menos tecnológica que la actual. La obra la desarrolló Ángel Reinón Sánchez, que nació en Caravaca en 1924, y que se dedicó al trabajo de herrero.

El museo nació fruto de la generosidad de Reinón, que cedió al pueblo de Caravaca la colección, y de su familia, que adquirió el bajo de la calle Puentecilla donde está ubicado el museo, para cuyo acondicionamiento el Ayuntamiento solicitó fondos europeos de desarrollo rural. La creación y puesta en marcha de este museo no fue, como queda expuesto, gravosa para las arcas municipales. Tampoco la familia ha pedido nunca contraprestaciones ni beneficios, como ha explicado recientemente a la sociedad local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos