http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Un oasis en el noroeste de la Región de Murcia

Equipo de mujeres de INVISA. /SDC
Equipo de mujeres de INVISA. / SDC

Un equipo humano, casi por completo compuesto por mujeres, da alas a un proyecto de biotecnología en el campo de Caravaca

PEPI FERNÁNDEZ BARRANDA

Hoy, no vengo a hablaros de una empresa, vengo a describir un oasis. Hoy, tampoco vamos a hablar de empleados, sino de capital humano, medido en género femenino. Hoy, os contaré la composición vital de este sitio inusual. Y dentro de esta descripción es importante abordar la situación geográfica. Cualquier oasis que se precie está enmarcado en un lugar característico. El cual ayudará a entender y englobar el concepto principal.

Lo que os redacto, a continuación, es un oasis. Doy fe! En el que encontramos un manantial y prima el color verde de su vegetación. Está ubicado en el interior de una región, en una zona rural, más cerca de la depresión poblacional que de un crecimiento regular, potenciado por climas fríos y largas épocas de sequía.

Pero…¿Sabéis lo que hace rico a un oasis?¿Sabéis cuál es su función vital?¿Cómo aflora esa riqueza?. Todo comienza cuando el agua consigue emerger a esta precisa localización, viniendo de una zona alejada del lugar donde se originó. Y en este oasis,el agua de manantial está personificada en una mujer, no es murciana de nacimiento, pero como si lo fuera. Ella es la líder de este proyecto.

Según la ciencia, alrededor de un manantial eclosiona la vida que favorece ese camino a la riqueza vegetal. Por lo tanto, ella es consciente del lugar que ha escogido para proyectar su modelo de oasis, y es justo ahí cuando comienza a desarrollar una nueva filosofía de trabajo, de valores y principios. Ella, también, es consciente de que ese oasis no funcionaría sin una composición brillante de mujeres. Me gusta el concepto de composición: sí, ese equipo, es un conjunto de mujeres características que conforman un bonito manantial. Son partes vitales del oasis. Son la vida y el motor de un ecosistema de trabajo englobado en un lugar de tradición, de costumbres y de familia.

Porque ella no solo invierte en una mujer con intelecto y lógica, porque ella no solo invierte en una mujer con garra y carismática, porque ella no solo invierte en una mujer con capacidad para desarrollar cualquier tarea del nivel técnico que se precie, porque ella no solo invierte en una mujer con responsabilidad y compromiso, porque ella no solo invierte en talento y cualificación,porque ella no solo invierte en el desarrollo profesional de las mujeres.

Ella lidera su proyecto con éxito, apostando por mujeres, madres, hijas, hermanas, abuelas, primas o tías. Ella invierte cada día en la MUJER. Porque detrás de cada pilar fundamental de trabajo hay una mujer luchando por su familia, otra luchando por sus propósitos personales, otra luchando por su éxito profesional, otra luchando por su propia vida… Y todas trabajan a una, por demostrar a la vida,en general, y a su propia vida,en particular, que es mujer y que no hay desierto ni barrera geográfica o mental que pueda impedir demostrar su potencial y calidad humana.

Ella deja el peso de toda una producción en esas manos que arrastran una historia como mujer trabajadora y siempre al pie del cañón. Preparadas siempre para ir más allá y dejando un sello en común: Todas las esperanzas puedan confluir en una misma razón: Una nueva oportunidad.

Una nueva oportunidad para ser mejor dentro de una sociedad que nos quiere abrir las puertas para un nuevo ciclo, un cambio donde se nos mida en base al aprendizaje, a la fortaleza y al reconocimiento.

Este oasis se llama INVISA BIOTECNOLOGÍA VEGETAL, está constituido por un equipo de 25 personas, 24 de las cuales son MUJERES. Mujeres reales nacidas en una zona rural del Campo de Caravaca de la Cruz.

Invisa es un proyecto innovador, cuya filosofía empresarial es la empleabilidad de la mujer en el medio agrario y rural, la conciliación laboral-familiar y la interculturalidad como principios básicos para desarrollar un sistema productivo basado en el cultivo in vitro de plantas.

Se pone en valor, el pensamiento horizontal, resultado de una linealidad de actuación en cadena con un engranaje de todas las piezas que forman su potencial humano y técnico. Sin dejar de lado, su progreso exponencial que aboga por la innovación agrícola y el crecimiento del sector adaptado a la nueva agricultura 4.0, donde la mujer tiene un papel determinante en los nuevos avances.