http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg
OPINIÓN

Llegó la hora del bordado

Sergio López Barrancos durante una reunión informativa./SDC
Sergio López Barrancos durante una reunión informativa. / SDC

SERGIO LÓPEZ BARRANCOS. CARAVACA DE LA CRUZ

El sector del bordado en nuestra región se encuentra presente en trabajos relativos tanto dentro del conocido como «bordado popular», centrado en fiestas, tradiciones y trajes regionales, como dentro del «bordado erudito o cortesano» centrado en otros sectores como son la uniformidad o la restauración, trabajando con diferentes materiales a la hora de realizar el bordado.

En estos últimos años, la mano de obra existente en nuestra región ha ido envejeciendo y por tanto disminuyendo paulatinamente los trabajadores implicados directamente en la elaboración y restauración de bordados; la no existencia de esta cualificación profesional incide directamente en la falta de una oferta formativa adecuada a las necesidades y sobre todo impide la existencia de un itinerario profesional para los jóvenes o no tan jóvenes que optan la profesión del bordado.

Desde la administración regional estamos desarrollando varias acciones para paliar esta situación. En primer lugar, en julio de 2018 el SEPE, a instancias de nuestro Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), aprobó una nueva especialidad formativa de formación no formal denominada 'Bordado en seda y oro' que permitirá al sector solicitar formación dentro de las convocatorias subvencionables por el SEF.

En septiembre de este mismo año, tras un trabajo previo con representantes del sector, entre los cuales están representados profesionales directamente relacionados con la Semana Santa Lorquina y los Caballos del Vino de Caravaca, el ICUAM (Instituto de las Cualificaciones de Murcia) ha presentado en el Ministerio de Educación y Formación Profesional la solicitud de creación de una nueva cualificación profesional de nivel 2 de 'Bordado'.

Una vez aprobada la cualificación profesional permitirá a su vez la creación de certificados de profesionalidad y ciclos formativos adecuados a las necesidades formativas del sector, lo que posibilitará a los jóvenes que opten al acceso a un itinerario profesional con proyección de futuro y aseguren la supervivencia y expansión del sector.

Pero todo este trabajo queda incompleto si no se tiene en cuenta a los actuales profesionales del bordado, las que han hecho posible con su esfuerzo y dedicación la pervivencia de este legado. ¿Cómo podemos reconocer a estos profesionales que tienen todo el saber hacer pero que nunca han obtenido una titulación oficial del mismo? La Consejería de Educación, mediante el Procedimiento de Reconocimiento, Evaluación, Acreditación y Registro de la Competencia Profesional (PREAR), posibilita a estos profesionales, que han obtenido su sabiduría mediante el trabajo o mediante alguna formación no formal, la acreditación de sus correspondientes competencias profesionales. Por tanto estos profesionales actuales también podrán ver reconocida de manera oficial su cualificación profesional.

Por tanto, con estas acciones pretendemos por un lado reconocer oficialmente este oficio ejercido durante toda una vida por tantas personas en nuestra Región y que nunca antes ha sido reconocido. Preservar tradiciones tan importantes como los bordados de la Semana Santa en Lorca y Caballos del Vino de Caravaca, poniendo en valor estos trabajos y explotando este nicho laboral con una alta demanda de empleo. Y por último, liderar esta cualificación, pondría en el mapa nacional el buen hacer de nuestras bordadoras y externalizaría su trabajo con la consiguiente repercusión económica en nuestros municipios.

 

Fotos

Vídeos