Comenzamos el curso en Caravaca

ARTÍCULO DE OPINIÓN

Francisca Salcedo.
OPINIÓN

Desde el día 1 de Septiembre todos los docentes estábamos trabajando en nuestros Centros, bueno todos no, faltan muchos compañeros que han sido humillados y violentados por su despido, por su jubilación forzosa  o por su cambio de destino, no exagero; violentados es exactamente el concepto para definir algo que interrumpe tu vida de forma inesperada y te exige que sacrifiques tus proyectos, tus deseos o esquema de vida que te habías propuesto, pongámonos en la situación de muchos de ellos, verdaderos dramas personales y familiares. Unos porque no van a trabajar, con lo que ello conlleva otros por tenerse que desplazar a otros pueblos, otras casas de alquiler, etc....

El día 10 comenzamos las clases, clases mucho más llenas de alumnos y con menos recursos, tanto materiales  como humanos, lo que perjudicará gravemente la calidad de la enseñanza pública. Menos enseñanza individualizada, menos atención al alumnado con problemas, menos recursos tecnológicos, menos formación para el profesorado, pérdida de apoyos y refuerzos personalizados para aquellos alumnos que tienen dificultades de aprendizaje y que con ayuda logra los mismos objetivos que los demás, menos posibilidad de ir al aula de informática, el incremento en el horario del profesorado y la asignación de más grupos, no deja tiempo material para estas actividades, también habrá menos tiempo para preparación de clases, de fichas, de exámenes etc, actividades que se desarrollaban hasta hace unos meses con toda normalidad.

Esto está pasando en Caravaca, en nuestros colegios, sin excluir ninguno, no tampoco en el único colegio concertado que tenemos en nuestra ciudad, los recortes nos afectan a todos. En estos momentos de compra de  libros, materiales y recursos para nuestros hijos, también los padres estamos viendo como se ha incrementado el coste de todo los materiales escolares, por ser considerado por nuestros gobernantes como artículos de lujo, si, nos imponen el mismo impuesto que si compramos unos collares. Como hace 50 años que estudiar suponía un lujo que no se podían costear la mayoría de la población.

Es tremendo... hasta la OCDE ha dado la voz de alerta de que no se puede recortar así la educación de un país, es vergonzoso y humillante lo que  están haciendo con la enseñanza y con sus profesionales.Solo en Caravaca faltan aproximadamente unos 100 docentes con respecto al año pasado, 100 maestros y maestras, profesores y profesoras que supone una merma en la atención y calidad educativa de nuestros niños y jóvenes. A los centros todavía no se les ha pagado las partidas del pasado curso en gastos de mantenimiento, y no se saben si llegaran las de este curso. La incertidumbre nos embarga, no podemos quedarnos impasibles ante tanto despropósito, desde aquí quiero hacer un llamamiento a los ciudadanos de Caravaca, sobre todo a los padres y madres, para que no nos roben el futuro de nuestros hijos, ni de nuestros alumnos, vamos a participar todos y todas en las movilizaciones pacificas que se están proponiendo. Debemos estar juntos en esto, para demostrar a los que nos gobiernan que no vamos a permitirlo, que nosotros también contamos y no solo para pagar impuestos o lo que otros nos han robado, participen preguntando en los centros al profesorado, por nuestra educación, y las de las generaciones futuras, SIN EDUCACION NO HAY FUTURO.