Compañeros Pro Animales se hará cargo de la atención de perros abandonados

En el último año han recogido 115 animales de la vía pública, la concejalía de Sanidad pide colaboración ciudadana para reducir el número de abandonos

El acuerdo contempla la recogida de animales vagabundos en las calles o bien requisados a sus dueños como consecuencia de una infracción administrativa a requerimiento de la Policía Local. Los animales son atendidos en las instalaciones de la asociación, donde deberán tener cubiertas sus necesidades de alimentación, higiene y salud. Asimismo, la asociación se compromete a promover la adopción a través de diferentes acciones y a realizar labores de concienciación social contra el abandono de animales.

Del total de 115 de perros recogidos en el municipio de Caravaca, 61 eran cachorros. De todos los ejemplares, 84 han sido dados en adopción, principalmente a personas residentes en otros países europeos, y 31 permanecen en el albergue a la espera de algún adoptante. Según ha detallado la concejal de Sanidad, Mª Teresa Romero Milanés, el objetivo de este convenio es paliar, en la medida de lo posible, las molestias vecinales y los problemas de suciedad que ocasionan los perros vagabundos y buscar unos dueños y mejores condiciones de vida a estos animales. "Sin embargo, es fundamental contar con la colaboración y concienciación de los ciudadanos para reducir el número de casos de abandono, ya que se reciben muchas llamadas y quejas vecinales y es muy complicado atenderlas todas", ha explicado.

La responsable del área municipal de Sanidad ha recordado que el Consistorio tiene en vigor la Ordenanza de Animales de Compañía, que compatibiliza el derecho a tener animales de compañía con las normas básicas de convivencia ciudadana. Esta normativa se basa en que los animales tengan unas adecuadas condiciones de vida y en el deber de controlar y prevenir las molestias y peligros que éstos puedan ocasionar a las personas y al medio. Asimismo, también existe la obligatoriedad de poseer licencia para los animales catalogados como potencialmente peligrosos.

Aquellas personas que estén interesadas en adoptar algún perro de los que permanecen en el albergue a la espera de un dueño pueden ponerse en contacto con los miembros de la asociación Pro Animales a través del teléfono 617 55 50 79.