Con Pedro Navarro, 'Pico', en la memoria

El aula cultural de Cajamurcia acoge una exposición 'In memorian" de quien fue su responsable en los últimos años

Visitanto la exposición. JFRobles
HOMENAJE A PICO

Plumillas, acuarelas, carteles... hasta el diseño para una camiseta, son parte de la obra de Pedro Navarro. Algunas de las pinturas expuestas son propiedad de particulares, amigos del autor que han cedido las obras para la exposición. Tal como reza en el díptico, Pedro nació en la Puebla de Don Fadrique (Granada), con apenas tres meses su familia se trasladó a Caravaca de la Cruz.

Su amigos lo recuerdan así: "Pedro era amigo de todo el pueblo, pues no en vano trabajó muchos años en el ambulatorio, lo que le valió, junto a su buen talante, conocer a mucha gente. Con su carácter afable y su sonrisa siempre a punto, dispuesto a ayudar y hacer favores a todas las personas. Sólo había que insinuar que lo necesitabas y eso sólo era suficiente para que él arrancara para lo que fuera menester.

Un grupo de sus amigos hemos amigos hemos querido dar a conocer una de sus muchas facetas: la pintura.

Ya que él era tan humilde y tímido que nunca hacía gala de su arte y es por ello que hemos querido hacer este pequeño homenaje exponiendo parte de su obra cedida por muchos amigos que pensamos que en su interior llevaba la semilla de un gran artista y que sólo su gran modestia impidió que su arte saliera a la luz de una forma más profusa. Su desinterés económico era tal que nunca quiso vender nada de su creatividad, pues toda su obra la regaló a todos sus amigos y conocidos.

Gran colaborador de los Caballos del Vino, diseñó varios de ellos así como carteles de fiestas. Poco antes de su fallecimiento esta acabando una colección de fotos con la historia de las distintas directivas del Bando de los Caballos del Vino, documentos muy interesantes para la historia del festejo.

Otra de sus facetas fue el mundo del toro como plasmó en muchas de sus obras".

Poema

Antonio Sánchez, el Terote, le ha escrito un poema:

                                   Pico

Se ha marchado un gran amigo, sin despedirse siquiera.

¡Qué 'putada' nos hiciste! ¡Si tu momento no era!

Algunas de mis poesías decoraste a tu manera,

¿a quién se las doy ahora, si tu silla está desierta?

Tenías muchos amigos, a ti te quería cualquiera.

Éramos "ocho y pico", contabas a tu manera-

Tu 'enemigo' está enfadado, su humo ya no te afecta.

¡Vete derecho al cielo, no quiero que te entretengas!

Dale un abrazo a tu hermano, háblale de mis poemas,

de los Caballos del Vino (Lo llevas inyectado en vena),

de tu mujer y tus hijos. Cread en el cielo una peña.

Has hecho la carrera más larga: al cielo desde la tierra.

Descansa en paz, buen amigo. Va por ti este poema.