http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

El Museo de la Música de Barranda celebra este viernes la tradicional “Noche de San Juan”

Juan Hermosilla será el encargado de dirigir un espectáculo de percusión participativo, que tendrá al público como protagonista

JUAN F. ROBLES. CARAVACA DE LA CRUZ

El Museo de la Música Étnica de Barranda-Colección Carlos Blanco Fadol, con el apoyo de las concejalías de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, celebra este viernes, 23 de junio, a partir de las 22.00 horas, la ‘Noche de San Juan’. Para ello, los asistentes podrán participar en el tradicional “Salto del Fuego”, acompañados del sonido de la percusión.

Juan Hermosilla será el encargado de dirigir un espectáculo musical participativo, que tendrá al público como protagonista. Este profesor, licenciado en Musicología y con amplia experiencia en talleres de este tipo, pondrá a disposición de los asistentes 50 tambores y otros instrumentos de percusión, para que se integren en el espectáculo, siguiendo los distintos ritmos que se marcarán a lo largo de la actuación. La entrada será libre hasta completar aforo.

La ‘Noche de San Juan’ es una celebración de origen muy antiguo, ligada a la llegada de solsticio de verano, que se celebra en muchos países europeos y de forma especial de España y Portugal. En los últimos años, el exterior del Museo de la Música Museo de la Música Étnica de Barranda, donde se puede admirar una muestra variada de la cultura musical de 145 países, es también escenario de esta celebración.

El museo alberga gran parte de los instrumentos de Blanco Fadol, musicólogo que durante años ha recorrido países de todos los continentes, contactando con grupos étnicos que aún conservan los cada vez más escasos instrumentos tradicionales, así como músicas, historias y leyendas de que se remontan desde el siglo III a.c. al siglo XX.

Los instrumentos destacan por su exotismo, autenticidad y espectacularidad, presentando tamaños tan dispares como el pequeño clarinete de tallo de cebada de Bielorrusia hasta el gigantesco tambor chino, que alcanza casi 4 metros de altura. La mayor parte de los fondos museísticos de la colección ya no son utilizados en sus lugares de origen, al ser desplazados por las nuevas tendencias musicales o reducidos a pequeños grupos de músicos.

Fotos

Vídeos