http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

La Iglesia de San José abre sus puertas todos los días de la semana

Interior de la iglesia de San José.
Interior de la iglesia de San José. / AYTO. CARAVACA

Este espacio se puede visitar 10.00 a 13.00 horas y además albergará actos culturales, en virtud del acuerdo de cesión suscrito por el Ayuntamiento y Bankia, actual propietaria del antiguo convento de las Madres Carmelitas

JUAN F. ROBLES. CARAVACA DE LA CRUZ

La iglesia de San José de Caravaca de la Cruz, integrada en el conjunto monumental del antiguo convento de las Madres Carmelitas Descalzas, abre sus puertas al público todos los días, de 10.00 a 13.00 horas. La reapertura de este espacio, situado en la calle Mayor, ha sido posible gracias al convenio de cesión suscrito recientemente entre el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz y Bankia, propietaria del inmueble desde el pasado 12 de mayo.

En virtud del citado acuerdo, la mercantil Bankia, S.A. cede gratuitamente el uso a los exclusivos fines públicos consistentes en la organización de diferentes exposiciones en la zona del claustro, así como de conciertos y otro tipo de eventos cultuales en la antigua iglesia.

Desde la Concejalía de Turismo del Consistorio caravaqueño informan que la iglesia se encuentra abierta al público desde ayer, martes 12 de septiembre, y que actualmente se están llevando a cabo labores de limpieza y acondicionamiento en el claustro del convento para la realización de exposiciones artísticas de diversa índole durante los próximos meses.

El Monasterio de San José de Madres Carmelitas Descalzas fue fundado por Santa Teresa de Jesús, en 1576. El edificio tiene dos partes diferenciadas: la iglesia y el monasterio. La iglesia, de una sola nave, se reformó en el siglo XVIII y su decoración pertenece al estilo rococó. La fábrica del templo es de mampostería y ladrillo, con portada de sillería del siglo XVIII. Su estructura interna es de una sola nave de 28,5 metros de longitud por 14 de ancho, cubierta por bóveda vaída, con capillas laterales cubiertas por bóvedas de medio cañón con lunetos. El coro se sitúa a los pies, en dos cuerpos: alto y bajo.

Fotos

Vídeos