http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Más de 600 vecinos de Caravaca denuncian el estado «lamentable» de la calle Mayrena

Estado de la parcela próxima al auditorio paralizado hace años. / LV
Estado de la parcela próxima al auditorio paralizado hace años. / LV

Exigen en una carta remitida al alcalde la limpieza de una parcela municipal cuya situación se ha vuelto «insalubre y peligrosa»

J. F. ROBLESCaravaca de la Cruz

Los vecinos de la calle Mayrena no entienden la situación en la que se encuentra el espacio público situado en el entorno de la parcela municipal donde se iniciaron las obras, paralizadas hace unos años, del auditorio. En un escrito, califican su estado de «lamentable» y denuncian la acumulación de maleza seca, cristales rotos, restos de todo tipo de envases, heces y basura en general. Consideran que la zona es «insalubre y peligrosa».

El alcalde, José Moreno, en declaraciones a 'La Verdad', manifestó que «estamos limpiando varias zonas del municipio, incluyendo los solares y los espacios públicos, y en breve también le tocará el turno al entorno de la parcela que está ubicada junto a la calle Mayrena».

En el escrito vecinal, refrendado con más de 600 firmas, se sugiere que este espacio público debería tener alguna utilidad y una adecuación mínima para que sirviera de esparcimiento de los residentes, con independencia de la suerte que puedan correr en el futuro las obras del auditorio. La parcela en la que se iniciaron las obras de este edificio tiene su propio vallado de chapa, pero alrededor hay una amplia superficie libre que los vecinos no entienden por qué está también vallada. «Solo hay una senda de paso, y en malas condiciones, para ir hacia la Carretera de Moratalla o a los barrios altos, así como al puente Uribe», lamentan.

También piden reunirse con el alcalde y el concejal que corresponda para pedir que se retire todo el vallado perimetral del espacio libre, excepto el de chapa de seguridad del propio auditorio; que se limpie y mantenga todo el terreno, eliminando malezas, escombros y basuras en general, y se le dote del mobiliario urbano adecuado; que se compacte la superficie con arena, zahorra o el material que se estime oportuno para que sea disfrutable; y, al mismo tiempo, que se informe con suficiente detalle de la situación legal o judicial en la que se encuentran las obras del auditorio y las actuaciones o soluciones que se pretendan adoptar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos