http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Vecinos y comerciantes de la calle Mayor reclaman una solución definitiva para evitar inundaciones

Comerciantes de la calle Mayor recogiendo agua la mañana del pasado domingo. /JUAN f. ROBLES
Comerciantes de la calle Mayor recogiendo agua la mañana del pasado domingo. / JUAN f. ROBLES

La granizada acabó con la mitad de la cosecha de albaricoque en la zona de la huerta tradicional de Caravaca

JUAN F. ROBLES. CARAVACA DE LA CRUZ

La tormenta de la noche del pasado sábado provocó el colapso de varios colectores de aguas pluviales en el casco urbano de Caravaca de la Cruz. Las zonas más afectadas fueron la calle Mayor y la confluencia de las avenidas Gran Vía y Almería. En ambas zonas de produjeron inundaciones en varios locales comerciales, en sótanos y en la entrada a las viviendas. El servicio de Urgencias del Centro de Salud también sufrió los efectos de la tormenta que dejó más de 50 litros por metro cuadrado. La cosecha de albaricoque también se ha visto afectada por la granizada, el presidente de la cooperativa Frutas Caravaca, Juan Pedro Martínez, confirmaba en la mañana de ayer que más de la mitad de la cosecha de albaricoque de la zona de huerta tradicional más próxima al casco urbano se había perdido a consecuencia de la tormenta.

Aunque durante la tarde del sábado la lluvia había hecho acto de presencia en el municipio, fue a las diez de la noche cuando se produjo la granizada que provocó graves inundaciones en locales comerciales de la calle Mayor, especialmente en la zona más próxima a la parroquia del Salvador.

Los clientes que se encontraban en el interior del restaurante El Horno, así como los de la Despensa del Peregrino, se vieron sorprendidos al comprobar cómo ambos establecimientos se inundaban en cuestión de minutos. En la mañana de ayer, los dueños de estos comercios así como los del resto de la calle Mayor todavía estaban achicando agua y evaluando los daños provocados por la tormenta. Vecinos y comerciantes reclaman una solución definitiva para evitar los problemas que se producen en esa zona cada vez que llueve. José Martínez, del restaurante El Horno, manifestaba que «anoche llovió mucho y en poco tiempo, pero los problemas se repiten cada vez que llueve porque las canalizaciones del colector de pluviales no se limpian, están llenas de suciedad y se colapsan enseguida».

Los daños en viviendas y bajos comerciales no se han cuantificado; tampoco hay una evaluación precisa de los estragos que la tormenta haya podido causar en la agricultura aunque la mitad de la cosecha de albaricoque de la zona de huerta en Caravaca ya se da por perdida.

Los efectivos del parque comarcal de bomberos realizaron más de una decena de intervenciones, en su mayoría para abrir alcantarillas y levantar rejillas taponadas por el granizo; también tuvieron que realizar achiques de agua en garajes y casas inundadas.

A primera hora de la mañana de ayer, el concejal de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Emergencia, Pedro Antonio Muñoz, junto al Coordinador de Protección Civil en Caravaca, Alfonso Martínez, recorrieron las carreteras y caminos principales de Caravaca y pedanías, comprobando que todas estaban en perfecto estado de circulación, no habiendo que destacar incidentes en ninguna por arrastres y acumulaciones de agua de la tormenta. Muñoz manifestó que «según nuestros datos, cayeron en torno a 50 litros de agua y granizo en muy poco tiempo lo que supuso la entrada de agua en numerosos garajes y que se inundasen algunas calles; la mayoría de las incidencias fueron provocadas por el granizo que taponó muchas alcantarillas y rejillas.»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos