http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Unanimidad para reforzar el papel de la administración local en la lucha contra la violencia de género

Sesión Plenaria del mes de enero, celebrada el 18 de febrero. /SDC
Sesión Plenaria del mes de enero, celebrada el 18 de febrero. / SDC

El pleno aprobó una moción de Cs sobre la situación del Centro Deportivo Caravaca y rechazó la propuesta del PP para reducir la tarifa del consumo de agua a las familias numerosas

JUAN F. ROBLES. CARAVACA DE LA CRUZ

La Corporación Municipal mostró su rechazo unánime a cualquier manifestación de violencia machista y exigió que se refuercen y se pongan en marcha todas las medidas contenidas en el Pacto Nacional contra la Violencia de Género. La moción presentada por el Grupo Municipal Socialista expresa la oposición a cualquier posicionamiento político que aminore las medidas de protección de las mujeres frente a este tipo de violencia y apuesta por reforzar la acción de las administraciones locales en la lucha contra la violencia machista y la protección y atención a las víctimas. En este sentido la concejal de Servicios Sociales, María José Soria, recordó que el Pacto Nacional contra la Violencia de Género ya ha permitido la ampliación del horario del Centro de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia (CAVI) y que el Ayuntamiento de Caravaca reciba una subvención de algo más de cinco mil euros para reforzar los programas de prevención. «Con 976 muertes y 150.000 denuncias desde que se tienen registros de datos, no podemos dar ni un paso atrás en la lucha contra esta lacra social», destacó Soria.

Otro de los puntos aprobados en la última sesión plenaria fue la moción presentada por el Grupo Municipal de Ciudadanos para que se dé una solución definitiva a la situación del Centro Deportivo Caravaca (CDC) y se acuerde la creación de un Plan Deportivo Municipal en el que se trace una estrategia no electoralista y con vistas de futuro para toda la infraestructura deportiva local. La moción resultó aprobada con los votos a favor de los concejales del Cs y PP y la abstención de IU y PSOE. Acerca de la situación del CDC, la concejal de Deportes, María José Soria, explicó que el Ayuntamiento y la empresa concesionaria están trabajando de la mano para que se siga prestando ese servicio con normalidad como hasta ahora, estudiando una serie de medidas correctivas. «Al contrato actual le quedan 15 años de vigencia y rescindirlo supondría un alto coste para las arcas municipales», señaló, al tiempo que indicó que actualmente se están subvencionando a los usuarios por la actividad acuática en la piscina cubierta y se estudian otras medidas futuras relacionadas con el mantenimiento del campo de fútbol 7 y horarios de apertura, entre otras.

Finalmente, el Pleno abordó otra moción presentada por el Grupo Municipal Popular para aplicar una reducción en el recibo del agua a las familias numerosas, punto que finalmente fue rechazado con los votos en contra del PSOE e IU. El portavoz del equipo de Gobierno, Enrique Fuentes, justificó el voto en contra ante la negativa de modificar «los defectos y carencias del texto presentado, ya que nos parece justo que, además del número de hijos, se tengan en cuenta los indicadores de renta, así como la incidencia que en el Plan de Ajuste pueda tener esta bonificación». Igualmente, Fuentes recordó que actualmente se destinan unos 50.000 euros del presupuesto municipal para bonificar la factura del agua a pensionistas y personas con discapacidad con rentas más bajas que el salario mínimo interprofesional.

La moción recogía varios tramos de reducción: del 30% en familias numerosas de categoría general con la limitación de que los ingresos brutos sean menores de multiplicar por 6 el IPREM (38.340 euros); del 50% en familias numerosas de categoría especial; del 80% para familias numerosas de categoría especial con más de 6 hijos y del 90% en familias numerosas de categoría especial con más de 9 hijos.

Desde el PP, se insiste en que actualmente el recibo del agua contempla una parte importante de carácter fijo y otra de carácter variable y en ningún caso se consideran las condiciones particulares del núcleo familiar. «Es evidente que una familia con un número elevado de hijos, aun haciendo un uso más responsable del agua, tendrá un mayor consumo global que una familia de menor número de miembros en su unidad familiar», explicó el portavoz del PP, José Francisco García, quien ha lamentado la postura de las dos formaciones políticas que han votado en contra de la propuesta.