http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Los proveedores ya esperan más de 300 días para cobrar facturas del Ayuntamiento

La concejal de Hacienda achaca el repunte de los plazos a las «elevadas deudas» que arrastran de la pasada legislatura

JUAN F. ROBLESCARAVACA DE LA CRUZ

Los proveedores del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz ya tienen que esperar más de 300 días para poder cobrar sus facturas, según se desprende del informe correspondiente al tercer trimestre del año 2017. En él se aprecia un aumento de 17 días con respecto al análisis anterior.

La concejal de Hacienda, Julia Giménez, reconoció, durante el último Pleno municipal, que este plazo ha aumentado en los últimos meses. Un repunte que la edil achacó a que a día de hoy se están pagando importes «muy elevados» de deudas que se produjeron por impagos durante la anterior legislatura.

La edil puso como ejemplo el pago de la deuda de Cespa, la antigua empresa adjudicataria de la recogida de residuos sólidos, «una deuda que estaba pendiente desde el año 2014 y que nosotros comenzamos a abonar en el mes de julio y hemos terminado de pagar este mismo mes de diciembre». Según explicó, la deuda ascendía a más de un millón de euros (1.172.000 euros) y tenía más tres años de antigüedad, lo que explica que la ratio de operaciones pagadas sea muy elevada y que ascienda a 487 días. «La parte positiva es que esta ratio de operaciones pagadas evidencia que cada vez existen menos deudas antiguas pendientes», incidió.

Según los datos aportados por la concejal, además de la deuda a proveedores que existía, los pagos pendientes del Consistorio se incrementaron en más de dos millones de euros que estaban sin contabilizar. Estos pasaron a engrosar la bolsa de pagos pendientes hasta ocho millones. «Dejaron de pagar», añadió, «al consorcio de residuos 1.151.615 euros; al consorcio de bomberos, un total de 1.695.209 euros; y medio millón de euros a la Mancomunidad de Servicios Sociales del Noroeste».

Giménez informó de que, en el segundo trimestre del año, la ratio de operaciones pagadas era de 121 días. «Es evidente el esfuerzo económico que estamos haciendo para quitarnos deudas heredadas y desorbitadas en su cuantía», recalcó la concejal. E insistió en que cada vez se reduce más la cifra de operaciones pendientes de pago.

El PP hizo hincapié, por su parte, en que este aumento del plazo de pago a proveedores «es fruto de una nefasta política financiera». Fuentes del partido remarcaron que, desde el segundo trimestre del año 2015, cuando el PSOE llegó al Ayuntamiento, «este periodo se ha triplicado, pasando de 117 días a los 308 actuales».

El portavoz del grupo municipal del PP, José Francisco García, advirtió de que «nos preocupa la situación del área de Hacienda». Solicitó que se haga un informe riguroso del funcionamiento de la recaudación, ya que se denunció «de forma arbitraria el convenio con la Agencia Regional de Recaudación y se necesita saber cuál es el proyecto económico de este equipo de gobierno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos