http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

El Pleno aprueba los presupuestos con la abstención de la oposición

Cs pidió aplazar la sesión porque un informe de Intervención consideraba que las enmiendas naranjas no podían debatirse

JUAN F. ROBLES

Hay presupuestos. Hubo sorpresa a última hora. A la incertidumbre sobre la postura que iban a tomar los grupos políticos de la oposición se sumó la propuesta de Ciudadanos, antes de iniciar el Pleno, para suspender el debate y aplazar la sesión, pues los concejales naranjas mostraron su disconformidad con un informe de Intervención en el que se consideraba que la mayoría de las enmiendas presentadas por ellos no se podían debatir, pues afectaban a partidas que ya estaban comprometidas en las cuentas municipales.

Tras una primera intervención de los portavoces de los cuatro grupos, se decidió hacer un receso para analizar la propuesta de Ciudadanos y decidir si se seguía o no con el Pleno. Tras el receso, se procedió a la votación en la que IU y PP se abstuvieron; Cs votó en contra de seguir con la sesión, mientras que el gobierno socialista votó a favor. En la tarde de ayer nadie quería dar nada por sentado sobre lo que iba a ocurrir y hubo que esperar hasta última hora para saber si se aprobaban las cuentas.

Los socialistas lograron que el Pleno diera luz verde a los presupuestos para el presente ejercicio, que es superior a los 23,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,58% sobre el presupuesto anterior. El PSOE gobierna en minoría, con nueve concejales, y necesitaba para sacar adelante su proyecto o bien el apoyo de algún grupo o bien la abstención, tal como ya habían anunciado anteriormente el PP y Ciudadanos. Finalmente, se abstuvieron los tres grupos de la oposición y los únicos votos favorables fueron los de los concejales socialistas. PP, Cs e IU sacaron adelante una de las enmiendas presentadas por el grupo municipal popular para incluir dos ayudas a las asociaciones del municipio que trabajan con niños que sufren trastornos del espectro autista.

La edil de Hacienda, Julia Giménez, y el portavoz de IU, Luis Martínez, presentaron su dimisión

La edil de Hacienda, Julia Giménez, pudo completar el objetivo de aprobar los presupuestos de 2018 antes de presentar su renuncia, por motivos laborales, a su acta de concejal, de la que el Pleno tuvo constancia antes de finalizar la sesión. También anunció su dimisión el portavoz del grupo municipal de IU, Luis Martínez, que antes de iniciar su primera intervención aprovechó para despedirse de sus compañeros de la corporación.

El debate de los presupuestos se inició a las nueve de la noche. Entre las partidas presupuestarias finalmente aprobadas figuran algunas de las que fueron propuestas por IU y por Ciudadanos. Destaca una partida de 750.000 euros, que se destinarán a liquidar la sociedad Caravaca Jubilar, creada hace 16 años. Las deudas acumuladas y la falta de viabilidad fueron sumiendo esta empresa pública en la quiebra técnica, lo que obligaba primero a disolver la empresa y, ahora, a proceder a su liquidación. Giménez confirmó que los 17 trabajadores de la plantilla de la sociedad Caravaca Jubilar pasarán a depender directamente del Ayuntamiento, «en la medida de lo posible», matizó.

La edil de Hacienda también destacó las ayudas sociales, las subvenciones para la rehabilitación de viviendas en el casco antiguo, las aportaciones económicas para la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, las ayudas a emprendedores y las subvenciones para la contratación de trabajadores, así como partidas para la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi) para crear una escuela de hostelería, la renovación de redes de agua y alcantarillado, la mejora de viales en casco urbano y pedanías, y para poner en marcha la administración electrónica.

Cuando se iniciaron los trabajos previos a la elaboración del borrador de presupuestos, la edil se reunió con todos los grupos para recabar sus sugerencias y propuestas con la intención de poder incorporar algunas de ellas al borrador inicial. Había poco margen, ya que los gastos fijos y los compromisos financieros del Ayuntamiento están muy condicionados por los Planes de Ajuste aprobados en la anterior legislatura. Aún así, tanto Izquierda Unida-Ganar Caravaca como Ciudadanos presentaron algunas sugerencias que fueron incorporadas, en parte, a los presupuestos.

Dos años más tarde el municipio cuenta con nuevos presupuestos, teniendo en cuenta que en 2017 no se aprobaron -todos los grupos de la oposición votaron en contra- y se tuvieron que prorrogar los de 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos