http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

La oposición tumba los Presupuestos y obliga al gobierno a pactar modificaciones puntuales

Las cuentas ascendían a 23,7 millones de euros y suponían un incremento del 0,77% respecto a las de 2016, que ahora han quedado prorrogadas

JUAN F ROBLES

Los tres grupos de la oposición -PP, Cs e IU- votaron en contra el proyecto de presupuestos municipales para 2017 presentado al Pleno de Caravaca por el equipo de gobierno. Los 9 votos a favor de los concejales socialistas no fueron suficientes para sacar adelante las cuentas. La edil de Hacienda, Julia Giménez, y el alcalde, José Moreno, advirtieron de que con esta decisión se estaba paralizando el normal funcionamiento del Ayuntamiento, ya que en el proyecto se contemplaban partidas para temas claves y poder atender los préstamos para hacer frente a las deudas, tal como recoge el Plan de Ajuste.

Los tres partidos de la oposición valoraron ayer lo ocurrido. Todos coincidieron en destacar el clima de tensión y crispación que se ha recrudecido en las últimas sesiones plenarias y que dista mucho del ambiente de los primeros plenos de legislatura. También se acusó al equipo de gobierno de falta de capacidad, de transparencia y de diálogo; así como de incompetencia en la gestión; de intentar crear nuevos puestos de confianza y de la tardanza a la hora de presentar las cuentas generales.

Giménez afirmó que «han votado en contra de los caravaqueños, en contra de la coherencia y en contra de la responsabilidad; han votado en contra de liquidar Caravaca Jubilar; en contra de pagar los refuerzos de la Policía Local, en contra de pagar los préstamos de nuestro Ayuntamiento, y en contra de subir el 1% el sueldo a los funcionarios, y todo, a pesar de tener sobre la mesa la solución a todas estas situaciones». El proyecto presentado ascendía a unos 23,7 millones de euros, que suponía un incremento del 0,77% respecto al del ejercicio de 2016, que ahora han quedado prorrogados al no aprobarse.

«Es verdad que hemos sufrido un retraso, sobre todo arrastrado por los problemas de personal en intervención -reconoció la edil socialista- otros sin embargo, no pueden decir lo mismo, puesto que a pesar de su mayoría absoluta el PP, aprobó el presupuesto de 2010, también Año Jubilar, el día 29 de julio; el de 2011, el 25 de julio; y el de 2012 el 31 de julio».

Puesto de jefe de Protocolo

El portavoz popular, José Francisco García, manifestó que «no aceptamos que lleguen al mes de julio sin los deberes hechos y pretendan echarnos a los funcionarios encima por no aprobar un despropósito, acusándonos de que no se actualizarán los sueldos, cuando eso no es así» y añadió que «el gran titular de este presupuesto hubiera sido la creación del puesto de jefe de Protocolo para un familiar del alcalde y otro cargo más».

«Estamos ante un gobierno en minoría que no tiene ni ha tenido la intención real ni de dialogar ni de consensuar con los partidos de la oposición, que somos más de la mitad de este pleno y representantes de más de la mitad de los ciudadanos», declaró el edil popular.

Desde IU, que votó a favor en los presupuestos del año anterior, su portavoz, Luis Martínez, argumentó que «no apoyamos este proyecto porque no se aclara, por ejemplo, a qué se van a destinar los 700.000 euros para la liquidación de Caravaca Jubilar, queremos un desglose de las partidas».

También señaló que «no se ha contado con nosotros, ni con el resto de la oposición, para hacer un seguimiento de los presupuestos del año pasado, no se nos ha invitado a ninguna Junta de Gobierno donde se toman decisiones importantes, y nos sentimos contrariados por esta actitud de un gobierno que se dice socialista».

José Carlos Gómez, de Cs, justificó este rechazo en la «total y absoluta falta de predisposición a la negociación de las cuentas locales por parte del alcalde y la edil de Hacienda». Gómez también señaló que «ha habido una ocultación sistemática de la información presupuestaria y no se ha producido ningún tipo de consulta con nuestro grupo municipal a pesar de que al inicio de la legislatura el propio alcalde habló de consenso».

Otro de los motivos esgrimidos por Cs ha sido que el proyecto incluyera la creación de dos puestos de confianza que «iban a suponer un gasto añadido innecesario para un consistorio endeudado y con problemas de tesorería», así como el hecho de que «los que debían ser los presupuestos más importantes de la legislatura al coincidir con el Año Jubilar acaben debatiéndose a finales de julio».

A pesar de este rechazo inicial, el portavoz naranja ofreció al Ejecutivo local la apertura de una mesa de negociación de los presupuestos locales en la que además de Cs también estarían incluidos el resto de grupos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos