http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

El juez prorroga un día más la detención del marroquí que trató de robar un microbús

El sospechoso, trasladado este jueves al juzgado./Edu Botella / AGM
El sospechoso, trasladado este jueves al juzgado. / Edu Botella / AGM

Un forense debe evaluar el estado psicológico del sospechoso antes de tomar una decisión

JUAN RUIZ PALACIOS y ALICIA NEGREMurcia

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Caravaca de la Cruz decidió este jueves aplazar un día más la detención del marroquí que presuntamente intentó robar un microbús en la estación de autobuses de Caravaca de la Cruz. Según informaron fuentes cercanas al caso, el magistrado quiere que el sospechoso sea visto por un forense a fin de determinar su estado psicológico. En base a la conclusión del especialista, el juez tomará este viernes la decisión de si lo pone en libertad o decreta su ingreso en prisión o en un centro psiquiátrico.

Tras su detención, la Guardia Civil encontró en sus pertenencias varias tarjetas prepago de teléfonos móviles y documentación falsa, además de billetes de autobús de Francia y España. El sospechoso reconoció además ser el dueño de una mochila, hallada en el vehículo que pretendía sustraer, que contenía un Corán.

Los hechos se produjeron pasadas las cinco de la madrugada del miércoles, cuando el encargado de la estación de autobuses del municipio, Francisco Olivares, abrió la puerta de las instalaciones y se encontró el microbús en la salida, parado y con las luces puestas. «Abrí, como cada mañana, y me extrañó ver el vehículo en esa zona. Me acerqué a ver qué pasaba, y vi que alguien lo había registrado, así que llamé a la Guardia Civil», explica. «Cuando llegaron los agentes, encontraron en el interior una mochila con el Corán. El ladrón se había llevado la documentación del microbús y unas tarjetas que siempre lleva el chófer del vehículo para repostar gasolina».

Olivares llamó al gerente de la empresa de autobuses López -firma afectada por este intento de robo, quien se personó en las inmediaciones. «Nada más llegar, le conté lo que había pasado y él se fue a la gasolinera que hay aquí al lado para anular las tarjetas», apunta.

Según los trabajadores de la estación de repostaje, el gerente de la firma López entró al establecimiento, pero en ese momento también accedió el supuesto ladrón, que aprovechó para sacar tabaco. «Llevaba una gorra azul, una mochila y una bolsa. Iba muy tranquilo. Se puso a sacar un paquete de la máquina y se dio cuenta de que la persona que estaba en el mostrador estaba anulando unas tarjetas. Así que se largó», confirma el encargado de la gasolinera, Rafael.

«El dueño de la empresa de autobuses comenzó a sospechar de él, porque lo estaba mirando de forma extraña. Así que no se lo pensó dos veces y volvió a la estación para comentárselo a los guardias civiles».

En ese momento, los agentes emprendieron una búsqueda intensa para tratar de dar con el paradero del presunto ladrón, a quien detuvieron en las inmediaciones del campo de fútbol de Caravaca.

Según varios testigos y el propio encargado de la estación de autobuses, «los agentes esposaron al marroquí y lo trajeron a la estación. Aquí le preguntaron si el Corán era suyo. Él dijo que sí, y que la mochila, también. Acto seguido, se puso en tono chulesco con los guardias, así que se lo llevaron al cuartel de inmediato». El encargado de la estación añade que «me comentaron que no descartaban que se tratase de una persona que pueda estar vinculada al terrorismo».

La detención de este ciudadano marroquí puso ayer en alerta a la localidad de Caravaca de la Cruz en plena celebración del Año Santo. Por las peculiares circunstancias de este caso, el Instituto Armado inició una investigación para tratar de aclarar el perfil del arrestado e indaga ahora si le constan antecedentes o requisitorias por parte de algún juzgado de otra comunidad o país.

Según ha podido saber este diario, el servicio de Información también ha comenzado a investigar ya al joven por si tras su intento de robo del microbús pudiera encontrarse una conducta radical. Fuentes del cuerpo remarcaron a 'La Verdad' que, sin embargo, por el momento, el caso se aborda como un robo común.

Fotos

Vídeos