http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Los festeros de más altura

Los Gigantes y Cabezudos, ayer, a su salida de la plaza del Arco./J. F. Robles
Los Gigantes y Cabezudos, ayer, a su salida de la plaza del Arco. / J. F. Robles

Los Gigantes y Cabezudos recorren el centro para anunciar las celebraciones patronales. La placeta del Santo se llenó de familias enteras y los más pequeños disfrutaron con los juegos infantiles

JUAN FERNÁNDEZ ROBLES

Al grito de «¡gandules, gandules!», los Gigantes salieron ayer de su hogar en la placeta del Santo para recorrer las calles de Caravaca de la Cruz. La presencia de estos 'grandes' festeros, a los que acompaña un grupo de Cabezudos, es un anuncio más que confirma que la fiesta ya ha empezado a invadir la ciudad. Esta tarde y mañana, después de los juegos infantiles, volverán a recorrer plazas y calles haciendo las delicias de los más pequeños y de los familiares que los acompañan.

En la localidad, la mayoría de las familias tienen uno o varios componentes que son festeros militantes, lo que equivale a decir que durante los días de fiesta o eres moro, cristiano o caballista. Pero si hay una familia especialmente festera es la que tiene como residencia oficial la ermita de San Sebastián, que cuenta con un total de once componentes adultos y otros tantos de enormes cabezas. Son los Gigantes y Cabezudos de Caravaca de la Cruz, unos festeros de altura.

El cabeza de familia se hace llamar 'El Nano'. Es el de menor estatura, característica que comparte con su compañera 'La Nana'. En la misma casa habitan otras parejas como 'El Gitano' y 'La Gitana'; 'El Negro' y 'La Negra'; 'El Moro' y 'La Mora; 'El Cristiano' y 'La Cristiana' y un soltero: el 'Gigante Tomir', que aunque nació hace tan solo siete años es el más alto de todos.

Para salir de su ermita, estos enormes festeros tienen que inclinarse hasta casi acostarse, razón por la que los niños les gritan «¡gandules, gandules!». Esta tradición está ligada, como otras muchas en la ciudad, a las Fiestas de la Cruz. Los Gigantes son propiedad de la Cofradía de la Vera Cruz, circunstancia muy significativa, ya que en el resto de localidades de España en las que existe esta manifestación cultural estos personajes pertenecen a una asociación o dependen de los propios ayuntamientos.

Gigantes y Cabezudos forman parte del programa de fiestas en honor a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, que lo largo de su historia ha estado plagado de una serie de actividades lúdicas y folclóricas, que han servido de complemento antropológico al núcleo religioso en torno al cual nacieron y que no era otro que la exaltación del culto a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca portadora de un 'Lignum Crucis'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos