http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Damas y Caballeros abren el pórtico

Los Infantes de Castilla, Juan Antonio Aznar (c) y los Reyes Cristianos, Carolain y Rubén Alonso./J. F. R.
Los Infantes de Castilla, Juan Antonio Aznar (c) y los Reyes Cristianos, Carolain y Rubén Alonso. / J. F. R.

La celebración del Día del Cristiano inicia las jornadas previas a la Fiestas de la Vera Cruz

JUAN F. ROBLES

Ya están aquí. Los sábados de abril son el pórtico a los días grandes de las Fiestas Patronales que Caravaca celebrará la primera semana de mayo. Con la celebración del Día del Cristiano, jornada de convivencia festera de damas y caballeros de los distintos grupos, se abre el ciclo anual que se prolongará durante los próximos fines de semana.

Los colectivos festeros aprovechan para 'velar armas' para los desfiles, batallas y procesiones que actualizan cada año los rituales surgidos a lo largo de los últimos ocho siglos en torno a la Vera Cruz de Caravaca. Los grupos cristianos volvieron a instalar su campamento festero en plena Gran Vía, en una zona próxima a la plaza Tuzla.

El primer pasacalles tuvo como destino la plaza del Arco donde el grupo de los Nobles Aragoneses descubrió una placa conmemorativa de su 20 Aniversario, junto al monumento al Moro y al Cristiano. Los Reyes Cristianos, Rubén Alonso Bermúdez y Carolain Michaela Morales; junto a los Infantes de Castilla, María Victoria Blanc Navarro y José Antonio Martínez-Iglesias García vivieron ayer una jornada especial, en la que siguieron recibiendo el cariño de todos los grupos que integran el Bando Cristiano. También fue emotiva para Juan Antonio Aznar, que acaba de recibir la distinción de Cristiano del Año.

Las charangas fueron llevando a damas y caballeros en volandas hacia del campamento festero. Sobre las dos y media de la tarde, los grupos se dirigieron a sus respectivas comidas de hermandad para regresar a media tarde al campamento donde les esperaba un café popular, por gentileza de Cafés Salzillo.

Cada uno de los grupos había instalado su 'castillo', caravanas y remolques que lucen los emblemas de cada uno de los colectivos, y que abrieron sus ventanas y bajaron sus puentes levadizos para que caballeros y damas pudiesen agasajar a todos los festeros. La música fue envolviendo el ambiente para dar paso, cuando el sol ya se perdía por el horizonte, a la actuación de la orquesta La Movida Electric Band en la plaza Tuzla. Sobre las diez de la noche, la fiesta en el campamento se trasladó a los refugios y restaurantes donde cada grupo recuperó fuerzas para prolongar hasta la madrugada esta primera jornada de convivencia festera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos