http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

El Custodio de Tierra Santa animó a los peregrinos a abrazar “nuestra cuz de cada día”

Fray Francesco Patton da la bendición con la Santísima y Vera Cruz de Caravaca.
Fray Francesco Patton da la bendición con la Santísima y Vera Cruz de Caravaca. / JUAN F. ROBLES

Fray Francesco Patton presidió la primera eucaristía del Quinario de Exaltación de la Vera Cruz e invitó a los cofrades caravaqueños a visitar los Santos Lugares

JUAN F. ROBLES. CARAVACA DE LA CRUZ

“Les esperamos en Jerusalén”, fray Francesco Patton, Custodio de Tierra Santa, que presidió en la tarde de ayer la celebración eucarística con la que se inicia el Quinario de la Exaltación de la Vera Cruz, fue recibido por el alcalde de Caravaca, José Moreno, en el Ayuntamiento, donde firmó en el Libro de Honor de la ciudad. Tras la recepción participó en la Estación Jubilar en la parroquia de El Salvador donde coincidió con varios grupos de peregrinos a los que animó a “vivir con alegría, cogiendo la cruz de cada día”.

El religioso franciscano llegó a Caravaca, procedente de Ceuta, a primera hora de la tarde del sábado junto a fray Enrique Bermejo; ambos se alojaron en la hospedería de los padres carmelitas. La hermana mayor de la Cofradía de la Vera Cruz, Elisa Giménez-Girón, recogió a los religiosos en la hospedería y les acompañó en un pequeño recorrido por la ciudad que finalizó con la visita a la exposición Signum, en la antigua iglesia de La Compañía. En la mañana de ayer, el recorrido prosiguió con una visita al monasterio de Santa Clara donde compartió un buen rato con las clarisas antes de la recepción oficial en el Ayuntamiento. A continuación se dirigió hacia la parroquia de El Salvador donde presidió la Estación Jubilar y realizó el envío de peregrinos hacia la basílica de la Vera Cruz, donde en la mañana de ayer tuvo lugar la misa para enfermos e impedidos en la que participaron la Hospitalidad de Lourdes y las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, junto a varios grupos de peregrinos que llenaban el templo. Por la tarde, fray Francesco Patton presidió la primera eucaristía del Quinario de la Exaltación.

La Custodia de Tierra Santa ha recibido el Premio a la Concordia que concede anualmente la Ciudad Autónoma de Ceuta. Patton comentó durante su recorrido por la localidad que la Custodia está celebrando su octavo centenario de presencia en los Santos Lugares,”800 años luchando por la convivencia intercultural y religiosa, dando testimonio de aceptación recíproca entre religiones y culturas”.

Durante el paseo por la ciudad, en el que también estaba presente Manuel Fernando Guerrero, que era hermano mayor de la Cofradía cuando la custodia donó dos astillas del Lignum Crucis que se venera en Jerusalén, el padre Enrique Bermejo también recordó su visita a Caravaca en 2010 cuando asistió en representación de la Custodia a recibir el premio Tomir entregado por el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz a propuesta de la asociación cultural kábila Almorávides.

Durante los próximos días también participarán en las celebraciones eucarísticas el arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio, y monseñor Lorca Planes, obispo de Cartagena, que presidirá la ceremonia de la tarde del jueves, 14 de septiembre, Festividad de la Exaltación, así como la tradicional procesión alrededor de las murallas que rodean la basílica que anualmente se celebra al finalizar la eucaristía.

El listado de predicadores del Quinario de 2017 se completa con el Vicario Episcopal de la zona Caravaca-Mula y Delegado Diocesano para el Año Jubilar, Jesús Aguilar Mondéjar, que presidirá la celebración de esta tarde y con el Rector de la Basílica de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, Emilio Andrés Sánchez Espín, que oficiará la misa vespertina de mañana, martes, 12 de septiembre.

Fotos

Vídeos