http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Las cuadrillas pueden con el nevazo

Los componentes de las cuadrillas se lanzaron a la calle en cuanto las nubes dejaron paso a los primeros rayos de sol, ayer./J. F. Robles
Los componentes de las cuadrillas se lanzaron a la calle en cuanto las nubes dejaron paso a los primeros rayos de sol, ayer. / J. F. Robles

Barranda vivió el 40 aniversario de la fiesta con mucho entusiasmo, en una edición que será recordada «como una de las mejores»

JUAN F. ROBLESCARAVACA DE LA CRUZ

Barranda volvió a vivir una jornada extraordinaria; las bajas temperaturas, el viento y la nieve hicieron acto de presencia pero no interrumpieron la celebración del 40 aniversario de la Fiesta de las Cuadrillas, que está «más viva que nunca». Aunque se modificó parte del programa de la mañana, las agrupaciones tomaron las calles de la pedanía caravaqueña y, sin megafonía, como en las primeras ediciones de la fiesta, lanzaron al cielo parrandas, jotas, pardicas, malagueñas. Y miles de personas se arremolinaron entonces para disfrutar de la música y del baile suelto.

La nieve retrasó la llegada de algunos grupos, que se tuvieron que emplear a fondo parasas por la nieve. Pero nada les amedrentó. Los más cercanos, la cuadrilla del Campo de San Juan, El Sabinar y Calar de la Santa, fueron los últimos en llegar, ya que tuvieron que esperar a que las máquinas dejaran libres los accesos a sus localidades para poder desplazarse.

Tras la celebración de la misa en la iglesia de la Candelaria, con la que se abre anualmente el programa, las autoridades, las cuadrillas y el público, que de buena mañana ya se había congregado en Barranda, se dirigieron al Salón Social Pepe Salcedo, donde tuvo lugar la recepción oficial de los grupos participantes. Raquel Haro, componente de la Ronda de Los Llanos, fue la maestra de ceremonias. El alcalde de Caravaca, José Moreno; y el consejero de Cultura, Turismo y Medio Ambiente, Javier Celdrán, hicieron uso de la palabra para dar testimonio de lo que ocurre en Barranda el último fin de semana de cada mes de enero desde hace cuatro décadas.

Un representante de cada cuadrilla recibió el obsequio con el que los Aguilanderos de Barranda, anfitriones de la fiesta, reconocen los vínculos de amistad que la música ha creado a lo largo de los años. El reconocimiento que anualmente entregan los aguilanderos fue, en esta ocasión, para uno de sus componentes, Juan Fernández Robles, 'Juanito'; cuyos méritos fueron recordados por otro aguilandero, Juan 'el Banana', quien, emocionado, destacó el buen hacer de su compañero y los desvelos que sirvieron para mantener viva la tradición hasta en los momentos más difíciles.

La fiesta arrancó en el salón, pero cuando apenas había transcurrido una hora, la organización, animada por las peticiones de las cuadrillas y por el sol que había hecho acto de presencia, decidió que la música saliera a la calle, como ha venido siendo tradicional. Vencer a los elementos dio alas a todos y las miles de personas que habían llegado a Barranda en decenas de autocares pudieron volver a disfrutar de un ambiente único.

«Está siendo una de las mejores ediciones de los últimos años», confesaba uno de los músicos a Carlos Salcedo, presidente de los aguilanderos. Los grupos no pudieron contar con sonorización y tuvieron que cantar «al viejo estilo», sin megafonía, pero hubo quien afirmó que «así suena todavía mejor».

El Tío Juan Rita tampoco faltó

Hasta el Tío Juan Rita, con sus 105 años, no quiso perderse la cita; y poco después del mediodía, junto a la cuadrilla de Aledo, ocupó su lugar de siempre en la plaza del Muelle. Sus trovos fueron recibidos con aplausos y con la alegría que despierta año tras año a quienes se acercan para escucharle.

La cuadrilla más lejana fue la que llegó desde las Islas Canarias, la parranda El Mejunje de Gran Canaria; su presencia dio un aire nuevo a la fiesta y ellos mostraron su satisfacción por acudir a Barranda, donde se celebra, tal como todos reconocen, uno de los principales festivales de música tradicional de toda España. De hecho, esta fiesta está declarada de Interés Turístico Nacional y Bien de Interés Cultural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos