http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

La basílica de Caravaca y su entorno necesitan una inversión de 1,3 millones

Explanada de la basílica de la Vera Cruz, que será pavimentada. / J. F. R.
Explanada de la basílica de la Vera Cruz, que será pavimentada. / J. F. R.

El Ayuntamiento confía en obtener fondos del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento para realizar las mejoras

JUAN F. ROBLES

La basílica de la Vera Cruz necesita una inversión 1,3 millones de euros para restaurar la fachada barroca del edificio, reparar las cubiertas del inmueble y pavimentar la explanada, que está cubierta de tierra y arena. El Ayuntamiento presentó estos tres proyectos, junto a otros dos que afectan a la Casa Consistorial y a la ermita de San Sebastián, a la convocatoria anual del Ministerio de Fomento para financiar trabajos de conservación y enriquecimiento de bienes inmuebles del Patrimonio Histórico Español, dentro del Programa 1,5% Cultural.

El Ayuntamiento confía en que la resolución de Fomento pueda contemplar esta necesidad y tener en cuenta la singularidad del edificio y la gran cantidad de personas que visitan la basílica de la Vera Cruz.

La fachada principal ocupa una extensión de más de 400 metros cuadrados y se realizó en el siglo XVIII con mármoles de la zona rojizos y grises, que con el paso del tiempo perdieron color y brillo. Está considerada como una pieza de naturaleza excepcional en el barroco de la Diócesis de Cartagena.

Del estado que presenta la fachada se han elaborado varios estudios, entre ellos el realizado por el Grupo de Estudio de Alteración y Conservación de Monumentos de la Universidad de Santiago de Compostela. Entre otras conclusiones, estos informes coinciden en destacar los daños ocasionados por una agresión por tratamientos inadecuados, refiriéndose a la intervención realizada a principios de la década de los noventa por la Consejería de Educación y Cultura.

La propuesta de intervención propone una limpieza general, eliminando la capa de cera con la que se cubrieron los mármoles hace dos décadas, la consolidación de la piedra y la protección de la portada. Este proyecto también incluye la recuperación del portón de entrada al templo, una puerta de madera que se encuentra revestida exteriormente por chapas metálicas clavadas y pintadas. Se pretende recuperar la puerta de madera original desclavando el chapado exterior y consolidando la carpintería.

Otro de los planes a llevar a cabo está en la explanada de acceso a la basílica, pues «presenta un pavimento terrizo a base de arena y grava en su mayor parte, y otras áreas donde se alternan parterres con vegetación y zonas pavimentadas con losas de piedra caliza o con cantos rodados», explica el Consistorio. La finalidad de las obras es pavimentar la explanada con materiales adecuados «para su uso en condiciones de seguridad y comodidad», exponen desde la alcaldía. Además, se establecen dos zonas de actuación en las cubiertas de la basílica y en las que rodean el claustro. Presentan daños generalizados en los faldones de cubrición, así como un deterioro relevante de los elementos pétreos más expuestos y desprotegidos como aleros, cornisas y repisas de ventanas.

 

Fotos

Vídeos