http://static.laverdad.es/soydecaravaca/menu/img/soydecaravaca-desktop.jpg

Archivan la denuncia del exgerente de Caravaca Jubilar contra el interventor y el exalcalde

Juan Rigabert estimaba que el delito se habría cometido porque en el informe de fiscalización elaborado por Piñero sobre su gestión no se ajustaba a la realidad

EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha acordado el sobreseimiento y archivo de la causa seguida contra el interventor municipal del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, Gregorio Lucio Piñero, y el exalcalde Domingo Aranda, que fueron acusados de un delito de falsedad documental por el que fuera gerente de Caravaca Jubilar Juan Rigabert.

El auto de la Audiencia estima así el recurso que Piñero, con la adhesión de Aranda y del fiscal, presentó contra la decisión del Juzgado de Instrucción número Dos de Caravaca de la Cruz que acordó abrir diligencias previas para investigar los hechos recogidos en la denuncia.

Según el denunciante, el delito se habría cometido porque en el informe de fiscalización elaborado por Piñero sobre la gestión de Rigabert no se ajustaba a la realidad. Así, apuntaba que en el documento se hacía referencia a que Caravaca Jubilar le había reclamado la confección de las cuentas referidas a los años 2013 y 2014, sin que hubiese atendido esas peticiones. Sobre ese extremo en concreto, señalaba el denunciante que él mismo entregó las cuentas del ejercicio 2013 al Consejo de Administración, y en cuanto a las del 2014, no se le podían exigir, ya que cesó como gerente el uno de julio de ese año.

La Audiencia dice al estimar el recurso del interventor que lo hace porque de las actuaciones llevadas a cabo no se deduce la existencia de la comisión de delito de falsedad alguno.

Y añade que "descartada la relevancia penal de las falsedades denunciadas, debe descartarse igualmente la relevancia penal del uso de las mismas por Domingo Aranda para presentar una denuncia contra el aquí denunciante, denuncia, por otro lado, de la que no se tiene constancia en estas actuaciones al no haberse aportado".

La Audiencia, en este auto, contra el que no cabe recurso alguno, anula el que dictó el Juzgado de Instrucción, que se deja sin efecto.

Fotos

Vídeos