Caro: "El envío de los vehículos del depósito municipal al desguace siempre se ha realizado por orden del alcalde o del concejal delegado"

José Antonio Caro, Sargento Policía Local. JFRobles
VEHÍCULOS DEPÓSITO MUNICIPAL
Caro, a través de la letrada que le asiste, María Jesús Mayol, ha remitido una nota de prensa a los medios de comunicación donde se posiciona sobre algunos de los hechos que se le imputan a su defendido. En primer lugar y "para una mayor comprensión de los hechos" se hace referencia al organigrama de funcionamiento de la administración local, "donde hay que distinguir - se cita textualmente - los actos administrativos de puro trámite, como denuncias, propuestas de resolución, preparación de documentos e informes, que corresponden a los funcionarios, de los actos administrativos de ejecución que es una prerrogativa de la Administración, cuya potestad les corresponde a sus órganos, que no son otros que el Alcalde o Teniente de Alcalde en quien delegue".
Tras un primer expediente de "diligencias informativas" que fue instruido por el Interventor Municipal, se decidió incoar un expediente disciplinario en el que se imputaban faltas graves y muy graves, tanto al Sargento como al Oficial. La letrada de Caro, afirma que el Sargento cumplió fielmente con lasfunciones establecidas en la Ley Orgánica 2/1986, de 13 marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; y en el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.
Según la defensa de Caro, "el procedimiento que se ha seguido para retirar un vehículo de la vía pública se iniciaba con la notificación al titular del vehículo, que tenía un mes para retirarlo de la vía publica, si cumplido este plazo no lo retiraba, era retirado por los servicios del Ayuntamiento hasta el deposito municipal, seguidamente se le volvía a notificar al titular del vehiculo que se encontraba en el deposito y que para recuperarlo tenía que hacer efectiva la cantidad de la retirada y de la estancia en el deposito, de acuerdo con lo establecido en la Ordenanza Municipal de ese Ayuntamiento.Transcurridos más de dos meses, sin que su titular se hiciera cargo del mismo, de nuevo se le volvía a enviar otra notificación apercibiéndole de que en el plazo de un mes debía ir a recogerlo, según lo establecido en la legislación vigente, pagando los gastos ocasionados de grúa y estancia en el deposito, terminando aquí mi defendido, la gestión de los vehículos abandonados en el depósito".
En el texto remitido a los medios se afirma que "posteriormente se envían por orden del Sr. Alcalde o Concejal Delegado al "Desguaces y Recuperaciones Los Pañeros S.L", con domicilio en Carretera de Murcia Empalme Calasparra, con el fin de que por el órgano competente procediera a dar la baja definitiva de los mismos. A partir de este momento el Sargento de la Policía Local, no tiene competencias para realizar actos administrativos que le corresponden al Alcalde o por delegación al Teniente de Alcalde como órganos unipersonales o al Pleno del Ayuntamiento y Comisión de Gobierno como órganos colegiados, según las competencias que establece a tal efecto el artículo 21 de la Ley 7/85 de Bases de Régimen Local, no teniendo el Sargento de la Policía Local, competencias de emitir resoluciones, dictámenes, bandos o cualquier otra que le corresponda a la Autoridad".
Mayol concluye afirmando que "queda claro que mi defendido ha actuado en todo momento con arreglo a las normas legales de aplicación que regulan estos casos, siendo la Alcaldía la competente para la entrega de los vehículos al desguace y los Servicios Económicos del Ayuntamiento, de la tasación y cobros de las cantidades que procedan".