Pedro Pozo, reelegido por aclamación como Hermano Mayor de la Cofradía de la Vera Cruz

La reciente entrega de parte de la deuda de Caravaca Jubilar permitirá entregar el óbolo al Santo Padre

Pedro Pozo junto a su mujer Cruz Salazar, a la salida de la sala de Cabildos. JFRobles
CABILDO

 Pozo anunció sus 'líneas maestras' comentando que habrá continuidad en cuanto a la austeridad, que se revisarán los estatutos, que se trabajará en un nuevo Reglamento para la Comisión de Festejos y que se realizarán actuaciones en cuanto al patrimonio con la restauración de algunas obras de arte y otras iniciativas que colaborarán en el objetivo principal de esta institución religiosa: el culto a la Vera Cruz.

Tras la aprobación del acta del anterior cabildo, se leyeron y aprobaron las cuentas de los tres bandos integrados en la Comisión de Festejos. El Bando Moro acabó el ejercicio con un pequeño déficit de 228 euros; el Bando Cristiano, con un superávit de 6.672 y el Bando de los Caballos del Vino, con un ligero beneficio de 16 euros, aunque la deuda acumulada en ejercicios anteriores se eleva casi a 30.000 euros. La Comisión de Festejos presentó un balance positivo superior a 6.700 euros.

En cuanto a la situación económica de la propia Cofradía, el tesorero, Juan Álvarez,  aclaró que tras la entrega a cuenta de la deuda que Caravaca Jubilar entregó en los últimos días, un total de 197.912,43 euros, la deuda con este organismo se ha reducido a una cantidad aproximada de 135.000 euros. Esta entrega a cuenta permitirá, como adelantó el Hermano Mayor, que la Cofradía de la Vera Cruz pueda llevar a Roma el óbolo correspondiente al Año Santo 2010, que asciende a 60.000 euros y cuya entrega se ha retrasado por falta de liquidez. Esta cantidad se dedicará a obras sociales y en el seno de la cofradía confían en que pronto se pueda conocer la fecha en la se realizará una Peregrinación a Roma para realizar la entrega.

Álvarez también destacó que "a pesar de que los ingresos, por la grave situación económica, se han reducido en más de un 40%; los gastos se han ajustado también en una proporción similar". Pozo también se refirió a la situación económica de la institución religiosa, reconoció la colaboración del alcalde, Domingo Aranda, y del Ayuntamiento de Caravaca para desbloquear el tema de la deuda de Caravaca Jubilar y pidió que siguieran ayudando a la Cofradía "para poder alcanzar nuestros objetivos, unos objetivos que siempre tendrán como fin último conservar y difundir el culto a nuestra Santa y Vera Cruz, mantener nuestras tradiciones y fomentar nuestra Basílica Santuario como centro de fe y lugar de peregrinación de la comunidad cristiana". Aranda prometió el apoyo solicitado y, al finalizar el cabildo, ambos se fundieron en un emotivo abrazo.