Caralluma defendió sus alegaciones al Plan de Gestión Integral de la Red Natura 2000 del Noroeste

Un momento de la reunión con los técnicos de la DGMA. SdC
Reunión con técnicos de la Dirección General de Medio Ambiente

Durante la reunión se fueron estudiando y discutiendo una por una las alegaciones que CARALLUMA presentó ante la administración. Los técnicos de la planificación ambiental, acompañados por el Director de la DGMA, Amador López, y la Subdirectora, Inmaculada Ramírez, se mostraron receptivos a las alegaciones  y mostraron su intención de introducir en el proyecto buena parte de las propuestas de la Asociación.

El documento de alegaciones presentadas por CARALLUMA al Anteproyecto de Declaración de Zonas Especiales de Conservación y  Aprobación del PGI de la Red Natura 2000 del Noroeste  contempla treinta y cinco de ellas. Las directrices principales de estas alegaciones son la defensa de la naturaleza y el paisaje de la comarca, así como la apuesta por la economía sostenible. Este último aspecto fue puesto de manifiesto en una de las peticiones principales al solicitar que las áreas de la Red Natura con presencia de buitres sean establecida como zona de protección para la alimentación de especies necrófagas, autorizando su alimentación en el campo con los restos de ganadería extensiva, tal y como establece una normativa aprobada por la Comunidad Europea y el Real Decreto 1632/2011 del Estado Español. Esta aplicación evitaría costosos gastos públicos por la incineración de cadáveres y eximiría del pago del seguro de recogida a los ganaderos de los espacios protegidos por la Red Natura.

CARALLUMA considera necesario evitar que desde los sectores agrícola y ganadero se aprecie la gestión medioambiental como una amenaza contra sus intereses por lo que ha incluido una serie de alegaciones encaminadas a que agricultores y ganaderos puedan ser beneficiados y colaborar con la conservación de la naturaleza, mediante una serie de compensaciones por las limitaciones que puedan tener que asumir e incentivos para la conversión de las explotaciones  en producción ecológica.

En opinión de nuestra asociación, existen áreas de la comarca con importantes valores ecológicos que no están integrados en la Red Natura, cuya inclusión nos parece imprescindible para conseguir el objetivo de confecionar una red de espacios con unidad y coherencia. Por esta razón  hemos solicitado la revisión de las Áreas de Conectividad Ecológica y Amortiguación, incorporando algunos espacios naturales que deben ser preservados por alguna figura de protección. En estas áreas se solicita la inclusión de las vías pecuarias -abrevaderos, descansaderos, cordeles, veredas y cañadas- y la red hidrográfica de cauces del Dominio Público Hidráulico -ríos, arroyos, ramblas y barrancos-, priorizando la conectividad de los escasos manantiales y  humedales con  la Red Natura 2000.

Respecto de la gestión forestal, CARALLUMA ha alegado que el Plan de Gestión debe de incluir una directriz general que condicione el conjunto de regulaciones en la que se destaque la prevalencia de la función protectora de la cubierta vegetal frente a la desertificación y como generador de suelo, sobre la función económica, promoviendo una gestión forestal sostenible.

CARALLUMA ha alegado en referencia a la recuperación de especies en peligro de extinción y para favorecer la reintroducción de peces, crustáceos y rapaces extinguidas en las últimas décadas así como para promover la  eliminación de fauna y flora invasora alóctona.

Los componentes de CARALLUMA transmitieron su preocupación por  la escasa limitación que el Plan de Gestión incluye para determinadas actividades industriales, energéticas y mineras potencialmente muy impactantes sobre el medio ambiente -entre ellas, las investigaciones y prospecciones de hidrocarburos  mediante la técnica de fracturación hidráulica o "fracking"- dentro de las ZEPAS y ZECAS de la Red Natura 2000 del Noroeste.

Por otra parte, con el objetivo se ser eficientes en el uso del dinero público pedimos a la Dirección General una revisión económica de las partidas presupuestarias del PGI, tendente a que los fondos públicos se inviertan en la gestión real de los espacios protegidos y de las especies de flora y fauna, dado que CARALLUMA ha detectado varias asignaciones económicas incoherentes en los presupuestos de este anteproyecto.

Con el Plan de Gestión Integral de la Red Natura 2000 del Noroeste de la Región de Murcia se abre la puerta de Europa a la conservación de los espacios naturales y a la economía sostenible de la Comarca Noroeste. Esperamos que con los "recortes patronales" no quede una Red Natura descafeinada, dejando esta planificación ambiental como una serie de tenues paños calientes que impidan la  conservación de nuestro territorio y lamentemos en un futuro un aldabonazo en esa puerta europea que nos cierre el necesario apoyo comunitario a la recuperación de nuestra economía rural y ecológica.

http://caralluma-asociacion.blogspot.com.es/