Nuevo enfrentamiento entre PP y PSOE por la ordenanza de actividades pecuarias

Los socialistas piden la dimisión del concejal de Desarrollo Urbano y desde el equipo de gobierno se insiste en que con la modificación se amplía la zona de protección entorno a las explotaciones ganaderas

Salvador Gómez muestra un plano del término municipal con las zonas de protección. JFR

En el último pleno ordinario, el PP aprobó, en solitario, la modificación de la Ordenanza de Actividades Pecuarias. La aprobación tiene carácter definitivo y reabre la polémica que supuso su aprobación provisional, tras la que el PSOE acusó al PP de estar favoreciendo con esta decisión los intereses del alcalde pedáneo de Barranda "que quiere ampliar su explotación de porcino cambiando una nave de pavos por cerdos a escasos 200 metros del cortijo de Guarinos, cerca de Barranda", denuncian.

El equipo de gobierno desmintió entonces, y también lo ha hecho ahora, que se quiera beneficiar a nadie, "el pedáneo y su familia tienen una granja desde hace muchos años y solicitó la ampliación de su explotación con la ordenanza anterior; el expediente sigue su curso administrativo y lo que ahora se aprueba no afecta para nada a la granja del pedáneo;  el PSOE quedó una vez más evidencia en el pleno porque se demostró que con la modificación de la citada ordenanza no se produce ningún daño al turismo rural, ya que precisamente se amplía la protección con respecto a la anterior normativa. Además, en la sesión plenaria también quedó demostrado que la nueva ordenanza no afecta a los intereses particulares y legítimos del pedáneo de Barranda, cuyos derechos para ampliar y modernizar su explotación agrícola se rigen por la ordenanza anterior".

Desde las filas socialistas lamentan que el equipo de gobierno rechazase todas las alegaciones, incluidas las presentadas por el  PSOE. "En total - afirmaron Romera y Sánchez - se presentaron unos 30 escritos de alegaciones, aunque por confusión, una parte las presentaron un día después de terminado el plazo; entre estas alegaciones, se encuentran las de Turacruz, Noratur, principales asociaciones de turismo rural de la Comarca, así como las de la Federación de Turismo de la Región de Murcia".

Desde el PP afirman que "se trata de una campaña de difamación promovida por el grupo municipal socialista para desgastar al equipo de Gobierno. Gómez afirmó que "asistimos a una persecución política por parte de los portavoces socialistas, una oposición sin ideas ni propuestas que hace de la mentira y la difamación su única arma política". En cuanto a la modificación de la ordenanza de actividades pecuarias, afirma que "una mentira no se convierte en verdad por repetirla mil veces; es la segunda rueda de prensa que se ofrece para hablar de mismo tema y exponer idénticos argumentos".

En las alegaciones se pedía una regulación de distancias mínimas  a viviendas existentes con anterioridad, en el caso de la ampliación de las explotaciones de porcino, así como respecto de las instalaciones hoteleras o turísticas,  "con uno de los párrafos que el PP ha introducido en la modificación, en su disposición Transitoria Quinta,  no hay que guardar en este caso distancias a viviendas o cortijos existentes", afirman desde el PSOE. Durante el debate en el pleno, el concejal de Desarrollo Urbano, aclaró que la ordenanza fija entornos de protección tanto del casco urbano como de las pedanías, mientras desde los grupos de oposición se exigía que también se protegiesen las casas y los cortijos que no están en el interior de las localidades para las que pedían los mismos derechos y zonas de protección.

Denuncian desde el PSOE que "ahora se podría ampliar una granja de cerdos hasta 3.000 cabezas de cebo y poner las naves junto a un cortijo habitado de toda la vida, que, evidentemente, tendrían que abandonar los vecinos, por el ambiente insalubre e irrespirable que se generaría, corriendo la misma suerte las instalaciones turísticas".  

Los socialistas propusieron dejara la modificación sobre la mesa y buscar el consenso con todos los grupos y con los vecinos y sectores afectados. "Lo más probable es que al ayuntamiento se tenga que enfrentar a más de un contencioso y que le lluevan las demandas de vecinos por daños y perjuicios, por si fueran pocas las condenas que ya ha recibido este Ayuntamiento en los tribunales por su mala gestión en otros asuntos y que al final pagamos todos los caravaqueños, como sucedió con la UTE del campo de fútbol".

Gómez afirmó que "la modificación de la ordenanza de Actividades Pecuarias permite la creación y ampliación de explotaciones en las zonas más despobladas del municipio lo que contribuye a conservar puestos trabajo y  favorecer la creación de nuevos empleos en las pedanías de Caravaca. El objetivo no es otro que ayudar a que realicen inversiones de mejora en granjas que ya existentes, en virtud de la normativa de Bienestar Animal, y asegurar la permanencia de las explotaciones, en un contexto en el que los ganaderos y agricultores de Caravaca necesitan más que nunca apoyo. En este sentido, cabe recordar que de los sectores porcinos, avícolas y del cordero segureño dependen cientos de familias de las pedanías de Caravaca".

Informe de las alegaciones

En el informe que presentaron en sus alegaciones tanto Turacruz como Noratur y la Federación de Turismo de la Región de Murcia, se recogen datos del término municipal de Caravaca "donde hay - según menciona el PSOE - unas 40 explotaciones de ganado porcino de las que más del 50%  está en manos de  microempresas, siendo escaso el número de puestos de trabajo que generan. Aportan como ejemplo que en una finca que está a menos de 2 kilómetros del casco urbano de Caravaca, hay una explotación de seis naves con  unos 5000 cerdos y las  lleva un obrero".

"Por el contrario - afirman - hay 110  Hospederías Casa Rurales o explotaciones Turísticas, en el término de Caravaca y solamente la hospedería del Molino del Río Argos tiene 5 empleados y el hotel del Zorro tiene 4 empleados, por lo que nadas más que estos dos alojamientos emplean tanta mano de obra como todas las granjas de porcino del término". Insisten además que Caravaca necesita un proyecto integral de turismo, contando con los numerosos atractivos históricos y naturales de las pedanías. Piden al Ayuntamiento una apuesta firme y decidida sobre las prioridades y las líneas de desarrollo en base al turismo en la comarca del Noroeste.