Del asfalto a la nieve

Miles de personas dejaron el bullicio de las ciudad y se lanzaron a la búsqueda de nieve en las tierras altas de la comarca del Noroeste

En el campo de Béjar. JFRobles
LA NIEVE, RECLAMO TURÍSTICO

 Las carreteras que unen Caravaca de la Cruz y Moratalla con el Campo de San Juan fueron testigos del ir y venir de vehículos en busca de lugares donde poder pisar la nieve y donde los pequeños pudiesen disfrutar haciendo los típicos montones de nieve que, a veces, se parecen a los muñecos. Además de las familias, también se podían ver grupos de jóvenes que se lanzaban a la aventura blanca y que eliminaban adrelina lanzándose bolas.

El Campo de Béjar, la Presa de la Risca, la Fuente Mellina y un sinfín de parajes de esta zona se convirtieron ayer en un reclamo turístico para miles de personas. Junto a las casas rurales, en los restaurantes donde comer buena comida casera, se reunían amigos y familiares alrededor de las mesas para dar buena cuenta de un plato caliente y para compartir las experiencias vividas en la nieve.