Caravaca y la isla de Cozumel inician un proceso de hermanamiento

El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz va a iniciar los trámites de hermanamiento con la isla mexicana de Cozumel, conocida como la isla de las Golondrinas. La propuesta resultó aprobada, con el respaldo de todos los grupos políticos, en la sesión plenaria celebrada en la noche de ayer. Las autoridades de Cozumel contactaron con el Ayuntamiento y la Cofradía de la Vera Cruz para poner en conocimiento la devoción y los vínculos que su población mantiene con la patrona de Caravaca. En concreto, su presidente municipal, Aurelio Omar Joaquín, comunicó al alcalde, Domingo Aranda, su deseo de que ambas ciudades estrecharan lazos mediante un hermanamiento con el objeto de fomentar las relaciones turísticas y comerciales.

Además, Cozumel va a iniciar la construcción una iglesia dedicada al culto de la Cruz de Caravaca en su paseo marítimo, lugar donde parece ser que se celebró la primera misa en suelo mexicano. "Las relaciones que iniciamos y que vamos a continuar fomentando a lo largo del tiempo van a enriquecer a ambas ciudades en el plano religioso, cultural, social y económico", según ha declarado el primer edil de Caravaca. 

El origen los vínculos de Cozumel con la Cruz de Caravaca está en el hallazgo de tres réplicas en el navío español "Matancero", que encalló y desapareció en uno de los arrecifes de su costa en 1741 y fue hallado en 1956. Desde ese descubrimiento, la patrona de Caravaca es considerada la protectora contra los huracanes y vientos que amenazan cada año la isla. En honor a la Santa Cruz se celebra la fiesta del Cedral, que, al igual que los Caballos del Vino, está en proceso de convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Cozumel, con cerca de 80.000 habitantes, es la tercera isla más grande de México y pertenece al estado de Quintana Roo.